Qué hacer en Barcelona en invierno

Hay que admitirlo: si bien la temperatura media en la capital catalana durante los meses más fríos es bastante llevadera (se sitúa en torno a los 12 °C), no a todo el mundo le apetece pasar largas horas al aire libre en esta época del año. Sin embargo, esto no es un impedimento para viajar a Barcelona en invierno y pasar unos días de descanso para enmarcar.

Además de poder disfrutar del máximo confort en nuestros apartamentos de alquiler en la playa , la capital catalana te ofrece un extenso abanico de propuestas para que saques el máximo partido a tu escapada de fin de semana o vacaciones en enero, febrero o marzo.

En nuestro post de hoy, te contamos qué hacer en Barcelona en invierno. Con los planes que te proponemos, ideales para quienes tienen pensado viajar en pareja, en familia o con amigos, no tienes excusa para no descubrir la Ciudad Condal siempre que quieras (y aunque la meteorología no acompañe).

TOMAR UN CHOCOLATE CON CHURROS EN LA CALLE DE PETRITXOL

Te presentamos una sugerencia que combina historia y una de las especialidades más dulces de la cocina española: los suculentos churros, el complemento idóneo para una humeante taza de chocolate caliente. Si te tienta esta recomendación, debes saber que la meca de los más golosos son las granjas y chocolaterías de la calle de Petritxol, uno de los rincones con mayor encanto de Barcelona. Situada en el barrio Gòtic y documentada desde 1340, esta pintoresca callejuela narra su historia a través de mayólicas y placas conmemorativas que decoran sus edificios.

Muchas de sus casas datan de entre los siglos XVII y XVIII y, en 1959 se convirtió en la primera calle peatonal de Barcelona. ¿Se te ocurre un lugar mejor para combatir el frío mientras te das un delicioso capricho?

Para saber más sobre este dulce manjar, te invitamos a descubrir los mejores churros con chocolate de Barcelona. ¡Deliciosos!

RECORRER LOS MERCADOS DE BARCELONA

Si te tienta la idea de desayunar o merendar en el casco antiguo de Barcelona, ¿por qué no acercarte a la cocina catalana de mercado en cualquier otro punto de la ciudad? Son muchas las opciones para comprar productos típicos, delicatessen, platos preparados… Y para asegurarte de que sean alimentos de proximidad y de la máxima calidad, nada mejor que confiar en los más de 40 mercados de Barcelona.

Entre los más populares, destacan el mercado de Santa Caterina, rematado con un espectacular tejado de cerámica, y el mercado de la Boqueria. Construido a mediados del siglo XIX y con más de 300 puntos de venta, destaca por su decoración de forja modernista, de 1914. Sea cual sea tu elección, podrás regalarte una explosión de color mientras te resguardas de las bajas temperaturas.

VISITAR LOS MUSEOS DE BARCELONA

Después de reponer fuerzas, ¿qué te parece una buena sesión de cultura? Tienes donde elegir, ya que la capital catalana cuenta con más de 50 museos. Desde el Museo Nacional de Arte de Cataluña (foto), que cuenta con la colección de pintura románica más importante del mundo, hasta el Museo Picasso, pasando por otras muchas opciones. Además, el arte no es lo único eje central: los museos de Barcelona también giran en torno a los deportes (como el Museo Olímpico y del Deporte Juan Antonio Samaranch o el Museo del FC Barcelona), la cocina (por ejemplo, el Museo del Chocolate), la ciencia (CosmoCaixa), la imaginación (presente en el Museo de Ideas e Inventos de Barcelona o el Museo de Ilusiones), la magia (como ocurre en Teatre Museu Rei de la Màgia)… ¡Tú eliges!

DESCUBRIR LOS TEATROS DE BARCELONA

¿Qué te parecería redondear tu estancia en la capital catalana con una ópera, un espectáculo de danza, un show de ilusionismo o un musical inspirado en el cine de Hollywood? Si te seduce la idea, lo tienes muy fácil, ya que Barcelona cuenta actualmente con cerca de 50 teatros. El más antiguo —y todavía en activo— es el Teatre de la Santa Creu, que abrió sus puertas por primera vez en 1597, pero hay otros muchos con una larga trayectoria. Entre ellos, cabe referirse al Gran Teatre del Liceu, situado en Las Ramblas e inaugurado en 1847.

Tampoco hay que perder de vista que el idioma empleado no será ninguna limitación, ya que algunos recintos (como el Teatre Grec de Montjuïc) ofrecen obras subtituladas en inglés. Y si has decidido viajar a Barcelona con niños , también encontrarás propuestas para los más pequeños, como las obras que se representan en el Teatre Gaudíel Jove Teatre Regina o el Aquitània Teatre.

En cualquiera de ellos, y gracias a sus salas con calefacción, tú y los tuyos podréis olvidaros del frío durante la función.

IR AL CINE EN BARCELONA

Aunque los cines de barrio y los grandes recintos han dado paso a las multisalas de los centros comerciales, ésta sigue siendo una ciudad de película para acercarse al séptimo arte. En sus 25 cines en Barcelona, podrás ver los últimos estrenos sin problemas, estés donde estés. Una parte de estos recintos disponen de tecnología 3D o HD y, en algunos casos, emiten películas en versión original, como ocurre con los cines Renoir, Verdi, Verdi Park, Méliès, Girona, Balmes, Icaria Yelmo —muy próximos a nuestros apartamentos en la playa de Barcelona—, La Filmoteca de Catalunya o Texas, los dos últimos con entradas a precios populares.

IR DE COMPRAS EN BARCELONA

Aun sin ser la tónica dominante en estas latitudes, no queremos que tus vacaciones acaben pasadas por agua. Una manera de evitarlo es refugiándote en algunos de los centros comerciales que posee la ciudad. Algunos están cerca de la zona de hoteles junto al mar de la Diagonal y de tu apartamento Lugaris —como Diagonal Mar o Glòries—, por lo que te resultará muy fácil ir de shopping por Barcelona sin preocuparte de lo que marquen los termómetros.

FIESTAS POPULARES DE BARCELONA EN INVIERNO

A pesar de que los principales festivales tradicionales tienen lugar en verano, los meses de invierno también dan cabida a no pocas celebraciones. Entre ellas, y además de todo lo que brinda la Navidad en Barcelona , merecen una atención especial las cabalgatas de Els Tres Tombs, que se desarrollan a mediados de enero en los barrios de Sant Antoni (Eixample) y Sant Andreu; los desfiles de gigantes de Santa Eulàlia, que llenan las calles de color cada 12 de febrero en Ciutat Vella, o la cabalgata de Sant Medir, que se celebran la tarde del 3 de marzo en Gràcia.

Por último, no hay que olvidar que Barcelona tiene más de 7.400 bares y restaurantes, en los que podrás comer, cenar o tomarte una copa mientras contemplas la lluvia tras el cristal. Un consejo: muchos de los mejores están en el barrio de Raval.

Como ves, hay infinidad de alternativas cuanto la previsión meteorológica no invita a visitar el Poble Espanyol o el Park Güell.

¿Tienes alguna otra propuesta? Si es así, anímate a mandarnos tus comentarios: ¡nos encantará conocerlas!

One response to “Qué hacer en Barcelona en invierno

  1. Muchas gracias por estas sugerencias Lugaris. Vengo en pleno enero y tenía miedo de no encontrar nada. Me gusta mucho la idea de comer churros y chocolate en Barcelona. Además, creo que también estoy para la fiesta de los Tres Tombs.

    Seguro que un museo también caerá. ¿Cuál me recomendáis?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más