¿Qué es el coliving?

Las dificultades de acceso a la vivienda en las grandes ciudades suponen uno de los grandes desafíos del siglo XXI. De ahí la necesidad que buscar fórmulas que no solo permitan salvar este escollo, sino también mejorar la calidad de vida de la ciudadanía. Una de ellas es el coliving, una tendencia inmobiliaria relativamente nueva en Europa y llamada a revolucionar el sector del alquiler. Pero, ¿qué es el coliving exactamente?

A continuación, trataremos de resumir un fenómeno social que ha venido para quedarse.

¿En qué consiste el coliving y cuándo surge?

Aunque es probable que aún no hayas oído hablar del coliving, estamos convencidos de que otro concepto similar, el coworking, sí te resulta familiar. Esta práctica, cada vez más habitual en el entorno de las start-ups, se basa en compartir espacios físicos de trabajo entre varios autónomos, freelancers o pequeñas empresas, lo que facilita el networking e incrementa la posibilidad de combinar sinergias y alumbrar ideas y oportunidades de negocio. Además, suele ser una solución más económica que el alquiler de una oficina tradicional para una sola compañía. El primer local de coworking, término acuñado por el ingeniero de software Brad Neuberg para referirse a estas oficinas compartidas, se inauguró en San Francisco en 2005. Desde entonces, este modelo se ha expandido por todo el mundo.

Pues bien: el coliving surge exactamente en esa misma década y también en la costa oeste de Estados Unidos, claramente inspirado en el coworking. Así, el coliving es un sistema habitacional que prima los espacios compartidos y el uso común de determinados servicios. De este modo, se pretende favorecer el intercambio de experiencias entre las personas residentes y una optimización de los recursos. Explicado de forma sencilla, se trataría, de un modelo híbrido entre los hoteles y apartoteles —como los apartamentos de alquiler en Barcelona de Lugaris— y el alojamiento compartido tradicional.

El coliving está teniendo una implantación creciente en urbes como Nueva York, Tokio, Londres, Berlín o Ámsterdam, donde cada vez son más populares las viviendas compartidas, ya sean apartamentos o casas independientes. Uno de los síntomas de que esta tendencia va a más es la celebración de la primera conferencia internacional de coliving, que tuvo lugar en San Francisco a finales de 2017.

Por lo general, los espacios estrictamente privados poseen una superficie mínima de entre de 20 m2 y 30 m2, un cuarto de baño y una cocina. A esto se suman otros lugares de uso compartido, como el hall, una terraza comunitaria, una piscina o un parking. En algunos casos, incluso, las fincas pueden disponer de gimnasio, biblioteca y locales de coworking. Además, es posible que también se ofrezcan servicios adicionales. Por ejemplo, el precio del alquiler puede incluir un servicio de limpieza en las zonas comunes y privadas, conexión Wi-Fi, vigilancia privada, prensa diaria, un servicio alquiler de bicicletas, encargar las compras en el supermercado, reservar entradas para museos o espectáculos u otras pequeñas gestiones diarias, opciones ya disponibles en nuestros apartamentos en Barcelona.

¿Quién recurre al coliving?

Hoy por hoy, el coliving atrae especialmente a la llamada generación Y o millennials, es decir, los nacidos entre 1980 y 1999, aproximadamente. Este grupo de población, formado por los primeros nativos digitales, es uno de los más abiertos a la economía colaborativa y a compartir experiencias que, hasta hace poco, acostumbraban a ser individuales, como la vivienda, el empleo o el coche (carpooling). Además, su poder adquisitivo suele ser más bajo que el de la generación anterior, tanto por la edad como por el constante deterioro del mercado laboral y las condiciones de trabajo, por lo que el coliving puede ser una oportunidad para ahorrar y poder emanciparse antes, algo que no es fácil en el sur de Europa. Sin ir más lejos, un estudio reciente revela que, en España, en torno 80% de los menores de 30 años aún vive con sus padres.

De todos modos, el coliving también puede ser una excelente opción para todas aquellas personas en que se encuentren en un momento de transición en sus vidas: por ejemplo, hombres y mujeres recientemente separados o divorciados, profesionales que están desplazados temporalmente por motivos laborales o jóvenes que se han mudado para estudiar en otra ciudad. En estos casos, el ahorro no sería el único aliciente, sino también la facilidad para establecer nuevos vínculos sociales.

¿Cuáles son las ventajas de coliving?

Son muchos los beneficios del coliving. Entre ellos, destacamos los siguientes.

  • * Flexibilidad. Los alquileres son flexibles y acostumbran a tener una duración de entre un mes y un año (en algunos casos, puede haber limitaciones en la edad de los postulantes, dependiendo del promotor). Por lo tanto, no obligan al inquilino a permanecer en la vivienda durante períodos prolongados.
  • * Comodidad. El alquiler incluye el seguro del hogar y algunos servicios asociados a la estancia, como los mencionados anteriormente. De este modo, no hay que estar pendiente del pago de los recibos de los suministros.
  • * Más privacidad que con un alquiler compartido. Con el coliving, los inquilinos no están sujetos a las limitaciones propias del alojamiento compartido, como el hecho de tener que utilizar la misma nevera, pactar el uso del televisor o del balcón, consensuar el momento de las visitas, etc… De esta manera, todos disfrutan de su propio espacio privado y de más libertad, sin renunciar a los servicios y comodidades propias de un hotel.
  • * El volumen de tareas domésticas es menor. Dado que muchos contratos de coliving incluyen servicios como la limpieza del piso arrendando, los colivers no tienen que invertir tantas horas en el trabajo del hogar, ganando así tiempo para sus asuntos personales.
  • * Suele salir más barato que un alquiler al uso. Si incluimos en la cuota mensual el precio del alquiler y los servicios recibidos, el coliving supone un ahorro para quienes se acogen a él. Y aunque todo dependerá de las características de la vivienda y el contrato, de media, permite economizar en torno a los 250 o 300 euros mensuales en las ciudades europeas.
  • * Puede ayudar a los jóvenes a independizarse antes. En relación con el punto anterior, al tratarse de una alternativa más barata que los alquileres al uso, puede ayudar a los jóvenes a emanciparse.
  • * Es perfecto para combatir la soledad. Vivir en comunidad es una buena forma de luchar contra la soledad que cada vez sufren más personas en las grandes urbes. Por eso, la opción del coliving es ideal para personas mayores que viven solas, profesionales que han cambiado de ciudad por trabajo o universitarios que se han mudado temporalmente para cursar sus estudios.
Lugaris, apartamentos coliving en Barcelona

La situación del coliving en Europa

Según un estudio reciente publicado por la inmobiliaria JLL y recogido por PropertyEU, la UE cuenta actualmente con más de 23.000 camas destinadas a coliving. Antes del episodio de Covid-19, esta solución habitacional estaba al alza, gracias principalmente a la inversión de los organismos públicos y el incremento de la demanda de espacios residenciales flexibles.

En estos momentos, el 53% de los inmuebles dedicados al coliving dispone de un centenar de camas, un porcentaje que, de acuerdo con las previsiones previas a la pandemia, rozará el 80% en los próximos años. El coliving se da esencialmente en las grandes capitales europeas, que concentran 4 de cada 10 viviendas dedicadas a esta modalidad. En palabras de James Kingdom, responsable de estrategia de JLL, “el coliving jugará un papel importante en las estructuras y la inversión institucional de las ciudades del futuro”.

En el caso de España, donde se hallan los apartamentos de alquiler de Lugaris, desde el sector inmobiliario se están promoviendo cambios normativos que impulsen esta solución. A diferencia de lo que ocurre con las grandes cadenas hoteleras, detrás de esta iniciativa no hay grandes inversores internacionales, sino pymes y pequeños propietarios. De ahí que la presión sea menor y, por lo tanto, el proceso esté siendo algo lento.

La normativa actual que más se ciñe al coliving en España es la de los apartoteles, que se ajusta sobre todo a las necesidades del segmento de la población en edad laboral. Esta regulación difiere de la que se aplica a residencias de estudiantes o apartamentos turísticos, que no se adecua a las características de este nuevo tipo de alojamiento.

De todos modos, lo que es innegable es el enorme potencial del coliving en este ámbito geográfico. En este sentido, no hay que olvidar que España es el país que atrae más estudiantes del programa de intercambio Erasmus. Además, el municipio en el que se encuentran apartamentos de Lugaris, Barcelona, fue la tercera ciudad europea preferida de los emprendedores para crear una empresa en 2019, según el fondo de inversiones europeo Atomico. Además, la capital catalana fue también la quinta urbe del continente donde más start-ups tecnológicas se fundaron durante ese año, con unas 800 firmas en total. Uno de los barrios más activos en este aspecto fue el distrito tecnológico 22@, situado en Poblenou, donde se localizan nuestros apartamentos en la playa.

Teniendo en cuenta estos y otros datos similares, y tras el paréntesis del coronavirus, los expertos prevén que el coliving seguirá creciendo en el corto y largo plazo. El valor añadido que ofrecen estos espacios es fundamental, ya que están equipados con las últimas tecnologías y han sido diseñados para mejorar la experiencia de las personas que viven en estos edificios, que interactúan y crean comunidad.

Ahora que sabes qué es el coliving, ¿te gustaría vivir esta experiencia en Barcelona, en un apartamento con vistas al mar, con todos los servicios y con todas las medidas higiénicas y de seguridad? Si es así, contacta con Lugaris sin compromiso. Estaremos encantados de orientarte para que hagas realidad este proyecto. ¡Te esperamos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más