Ejemplos de arquitectura sostenible en Barcelona

Cada vez son más las empresas vinculadas al sector de la construcción que adquieren un compromiso especial con el medio ambiente, haciéndolo palpable a través de sus edificios y proyectos de obra. 

La arquitectura en Barcelona es excepcional, incluso más allá de la maravillosa obra de Gaudí. De hecho, recibe la visita de miles de turistas cada año que no pueden dejar de contemplar sus magníficos monumentos y edificios de interés

En este post vamos a concentrarnos en los edificios eco de Barcelona y te vamos a presentar algunos de los más destacados. ¡Empezamos! 

La sede central del Banco de Sangre y Tejidos de Cataluña

Dentro de la arquitectura sostenible de Barcelona tenemos este claro ejemplo de construcción eco que destaca por su fantástica eficiencia energética

Está ubicado en el distrito tecnológico 22@ de la Ciudad Condal y posee climatizadores free-cooling e intercambiadores de calor con los que obtener el equilibrio térmico que necesitan sus oficinas. Asimismo, se evita el sobrecalentamiento a través del muro de la fachada y de su efectivo sistema de aislamiento térmico.

Se trata de dos técnicas novedosas que han aportado un ahorro energético ejemplar que vamos a resumir a continuación:

El edificio economiza aproximadamente un millón y medio de kWh al año. 

Teniendo en cuenta un edificio convencional que genere el mismo uso, el edificio consigue ahorrar más del 70% del consumo energético en el sistema de climatización y más del 80% en lo que se refiere a la producción en frío. 

En cuanto a la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera, la cifra alcanza los 963 Tm al año.

Puede que dicho así no signifique tanto, pero lo cierto es que estas estrategias conllevan al edificio un ahorro que asciende a los 250000€ cada año. 

Torre Glòries

Queremos presentarte otras de las maravillas de la arquitectura del siglo XXI en Barcelona. Se trata de un edificio singular de forma cilíndrica y altura vertiginosa que sin ninguna duda forma parte delskyline de la ciudad.   

El edificio es obra de Jean Nouvel, un arquitecto francés que en 2008 ganó el premio Pritzker. Desde el primer momento, la construcción recibió la admiración de ciudadanos y turistas, entre otras cosas gracias a la iluminación que emitía al caer la noche. Y es que la visibilidad del edificio se hace posible desde distintos lugares de la ciudad por los miles de dispositivos LED que lo rodean, dando lugar a ciertas imágenes en movimiento y generando millones de colores. 

La eficiencia energética de este edificio es tan excepcional que la iluminación de toda la fachada cuesta alrededor de los 6€ por hora. El secreto son sus 60000 lamas con placas fotovoltaicas que permiten almacenar energía solar para autoabastecer al edificio. Diffraction es como se llama el sistema de iluminación utilizado, siendo empleado en los eventos más importantes de Barcelona.  

Otro de sus puntos más fuertes como edificio sostenible consiste en el sistema inteligente VRV empleado para regular la temperatura interior. De ese modo no llegará calor a zonas deshabilitadas o despachos que en ese momento se encuentran desocupados. De igual forma, cuenta con un sistema de luces que controlan si hay movimiento en un espacio para dar luz o no. 

Edificio Media-Tic

Otro de los edificios sostenibles de Barcelona que no podía faltar a esta lista es el edificio Media-Tic, también situado en el distrito 22@. Enric Ruiz-Geli es el artífice de su construcción basada en energías renovables. 

El edificio puede regular la climatización a través de unos sensores dispuestos en la fachada conocidos como luxómetros, así como un material bastante popular, Teflon, que viene a ser como una especie de filtro solar. 

La fachada lo que hace es aprovechar la luz del sol para ambientar el interior del edificio. Con ello se consigue ahorrar hasta un 60% de emisiones de CO2, pues no se necesita utilizar tanta calefacción ni aire acondicionado. En cuanto al gasto energético generado, las placas solares situadas en la terraza junto a la fachada permiten una reducción de hasta el 20%. 

Este inmueble se inauguró en 2010 y toma la forma de un cubo con 4 fachadas que son distintas entre sí, pero cuya orientación tiene una función específica. Cada una de sus caras recibe una cantidad de luz determinada que va acumulando durante el día. Así, durante la noche, toda esa energía sale, dando lugar a un efecto luminiscente espectacular. 

Centro Cívico Baró de Viver

Se trata del primer edificio sociocultural en España que ha obtenido el certificado de sostenibilidad más prestigioso a nivel internacional, el llamado LEED Platinium. Este centro posee una cubierta vegetal encargada de recoger el agua de la lluvia y de filtrarla. También destaca por tener mucha luz natural y disponer de placas solares fotovoltaicas para ahorrar energía.

El edificio mide algo más de 1650 metros cuadrados y se encuentra en el barrio de Baró de Viver. Según los datos aportados, con respecto a un edificio estándar, consume un 48% menos, gracias a las placas fotovoltaicas que asumen parte de la energía consumida. 

En verano no necesita refrigeración, gracias a su ventilación natural y a su inercia térmica. Además, más del 90% de sus espacios poseen luz natural, haciendo que el gasto del alumbrado disminuya significativamente. 

Como ya decíamos, el agua de los sanitarios y la utilizada en el riego del edificio proceden únicamente del agua de lluvia. Eso por no hablar de la calidad del aire que emite, libre de agentes tóxicos que reduce el impacto al medio ambiente y las emisiones en nada menos que un 40%. 

Ecourban Barcelona

Cerca del tanatorio de Sancho de Ávila se encuentra este edificio construido en 2005. Lo hemos incluido en esta lista porque es todo un referente en la arquitectura eco en Barcelona. Se trata de un complejo de oficinas en el que se utilizaron materiales reciclables, libres de agentes tóxicos.

También hay que destacar el uso de placas solares y de su tejado verde que permite recoger el agua de la lluvia y aprovecharla para diferentes usos. Y precisamente para recibir directamente la luz del sol durante todo el año, el edificio se orientó 45º al sur, consiguiendo así reducir el gasto de iluminación artificial.  

Además, el conjunto de técnicas empleadas le permitió ahorrar hasta un 40% de energía con respecto a otros edificios de uso similar, gracias al sistema de persianas implantado, paravientos, ventilación natural y fachada verde. 

En Lugaris apartamentos en Barcelona trabajamos cada día para ser más sostenibles y eficientes energéticamente. Entra en nuestra web y conócenos. 

Situado muy cerca de la catedral de Barcelona, este mercado originario de 1845 fue objeto de una importante reforma en 2005. Esta intervención le proporcionó su precioso tejado ondulante de cerámica, diseñado para ser contemplado desde el aire. Sus baldosas de vivos colores son un guiño a las frutas y verduras que se venden en el interior.

Para visitar este lugar, toma el metro de la L4 hasta las paradas de Urquinaona o Jaume I.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más