Qué ver en la Costa Dorada: 10 lugares imprescindibles

Es prácticamente imposible no conocer alguna de las (muchas) razones por las que merece la pena hacer una escapada a Barcelona. Sin embargo, a veces tendemos a pasar por alto uno de los principales alicientes de la capital catalana: la proximidad de otros centros turísticos de primer orden, como la Costa Brava o la Costa Daurada (o Costa Dorada).

Precisamente, queremos de hablarte de este último destino en nuestro post de hoy. Así, además de ofrecerte los mejores apartamentos de vacaciones en Barcelona , también te daremos un sinfín de buenas ideas para que saques el máximo partido a esos merecidos días de descanso.

Situada entre las localidades de Cunit y L’Hospitalet de l’Infant, ambas en la provincia de Tarragona, la Costa Daurada reúne en un litoral de 126 km todos los ingredientes para una experiencia única: playas de fina arena, hermosas calas vírgenes, yacimientos arqueológicos, la gastronomía catalana más genuina y, a escasos kilómetros, paisajes de montaña que cortan la respiración.

A continuación, te resumimos los 10 mejores destinos de la Costa Dorada. ¿Estás preparado/a?

CALAFELL

Dividida en tres núcleos —Calafell, Segur de Calafell y La Playa de Calafell—, este municipio de 25.000 habitantes es una de las mejores opciones de turismo familiar de la comarca del Baix Penedès. Dotada de numerosos servicios e infraestructuras, esta población es un lugar idóneo para la práctica de deportes acuáticos, como el paddle surf, el windsurf o la vela ligera. La oferta de ocio se completa con el recinto de la Ciutadella, un asentamiento fundado en el siglo IV a.C., habitado por la tribu íbera de los cosetanos y destruido probablemente con la llegada de los romanos.

Gracias a una fiel reconstrucción realizada sobre los cimientos del poblado, es posible conocer cómo discurría el día a día hace más de dos milenios.

CREIXELL

A sólo 18 km de Tarragona y ligeramente alejado de la costa, se encuentra el pueblo de pescadores de Creixell. Allí podrás contemplar su bonito castillo y la iglesia gótica de Sant Jaume. Asimismo, fuera del centro histórico, te aguardan el edificio gótico de la iglesia de Sant Francesc y el hospital de Santa Magdalena.

TORREDEMBARRA

Desde la década de 1960, Torredembarra se ha consolidado como uno de los principales centros turísticos de la Costa Daurada. Dominada por un castillo o palacio de comienzos del siglo XVI, esta localidad conserva un pequeño casco histórico que vale la pena recorrer sin prisas. Además de monumentos como la iglesia de Sant Pere, también conviene dedicar un tiempo a admirar el arco de Berà, situado en las afueras y sobre el trazado de la desaparecida vía Augusta (la actual carretera N-340). Esta joya fue erigida hacia el año 13 a.C., en tiempos del emperador Augusto.

TARRAGONA

¿Qué decir de la espectacular capital de la provincia? Heredera de una de las principales ciudades de Hispania, esta urbe a orillas del Mediterráneo es un verdadero museo al aire libre. Entre su espectacular conjunto arqueológico de la época romana, destacan reclamos como el puente de las Ferreres, uno de los acueductos mejor conservados de la península; la Torre de los Escipiones, un extenso tramo de la antigua muralla, el circo y el foro romano y el anfiteatro, del siglo II d.C. y el único del mundo situado junto al mar. En su interior, aún se distinguen los restos de una antigua iglesia paleocristiana. Estas y otras maravillas forman parte del conjunto arqueológico de Tarraco, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000.

De todos modos, esta bellísima ciudad costera encierra otros muchos tesoros, como la catedral de Santa Tecla, de estilo gótico e iniciada en 1171; el tradicional barrio de pescadores del Serrallo, el mirador del Mediterráneo, embellecido por una preciosa barandilla —un refrán popular dice que quien la toca, regresa a la ciudad— y la playa del Miracle, en la que podrás combatir el calor estival con un refrescante baño.

REUS

Pese a no formar parte estrictamente de la Costa Daurada —se encuentra en el interior de la provincia—, no hay que dejar de recorrer esta atractiva localidad, la segunda más importante de Tarragona y cuna del irrepetible Antoni Gaudí. Poseedora un dilatado pasado industrial, Reus puede presumir de la imponente iglesia prioral de Sant Pere, del siglo XVI, y su imprescindible Ruta Modernista, formada por 29 edificios de gran belleza. Entre ellos, cabe referirse a la Casa Navàs, en la céntrica plaza del Mercadal y diseñada por Lluís Domènech i Montaner, y el Institut Pere Mata, un hospital psiquiátrico proyectado por este mismo arquitecto, y que le sirvió de inspiración para diseñar el hospital de la Santa Creu y Sant Pau de Barcelona. Reus también es un lugar muy adecuado para ir de compras —la calle de Monterols, repleta de comercios, invita a ello—, así como un punto estratégico para conocer Cataluña, ya que alberga el aeropuerto provincial a apenas 3 km.

SALOU

Considerada como la capital de la Costa Daurada, Salou se despliega en una magnífica bahía situada a pocos kilómetros de la ciudad de Tarragona. Con más de 7 km de playas galardonadas con la Bandera Azul y una oferta de restauración y de ocio nocturno y diurno insuperable, esta población es ideal para pasar unos días de descanso. Además de monumentos como la Torre Vella, una fortaleza de 1530 reconvertida en centro cultural, Salou también es famoso por dar cabida a PortAventura World, el primer parque temático inaugurado en España y el segundo mayor de Europa. Con aproximadamente 3,5 millones de visitantes al año, combina un parque de atracciones, un parque acuático, un campo de golf y mucho más. Entre sus playas más importantes, habría que mencionar Cala Cranc, en el Cap Salou.

VILA-SECA

Vila-seca es el otro municipio que alberga el recinto de PortAventura World. No obstante, ésta no es la única razón por la que merece la pena acercarse a esta localidad: otro buen motivo es la playa de La Pineda, que cada diciembre acoge un espectacular pesebre de arena.

CAMBRILS

Pueblo de pescadores en el pasado, cuenta con un interesante centro histórico. Tómate tu tiempo para pasear tranquilamente por sus angostas callejuelas o visitar las ruinas de la Vil·la Romana de la Llosa, en el centro de esta localidad. Muy cerca de Cambrils, abre sus puertas el magnífico Parc Samà, un vergel que da cabida a pavos reales, hermosas plantas, una laguna y una pequeña cascada.

MONASTERIOS CISTERCIENSES Y CARTUJOS

En esta zona montañosa te esperan fascinantes gargantas y picos. Su cima más alta es el Montsant, a cuyos pies se halla el monasterio cartujo de Scala Dei, del siglo XII y considerado como el más antiguo de España. Tampoco podemos obviar llamada Ruta del Císter, formada por tres espectaculares monasterios: Santes Creus, Vallbona de les Monges y Poblet, tumba de los reyes de la Corona de Aragón y declarado Patrimonio de la Humanidad en 1991. No muy lejos de este último, caerás rendido/a ante la belleza del pueblo medieval de Montblanc, sito a 30 km de la ciudad de Tarragona, muy ligado a la leyenda de Sant Jordi y protegido por una sobrecogedora muralla.

PRADES

Estas montañas no sólo descuellan por su belleza paisajística, sino también por la presencia de algunos pueblos de postal. Entre ellos, conviene mencionar Siurana, con una fotogénica iglesia encaramada a un acantilado, dominando el pantano que da nombre a la población; la pequeña Albarca, a 815 m de altitud, y el pueblo de Prades, conocido como la Vila Roja por el color de la piedra de sus edificios. No te olvides de descubrir su llamativa fuente renacentista, ubicada frente al Ayuntamiento.

Cerca de la Costa Daurada, también encontrarás L’Espluga del Francolí, con una interesante cueva prehistórica abierta al público y el Museo de la Vida Rural; el Parque Natural del Ports y el Delta de l’Ebre, un reducto de biodiversidad y famoso por sus arrozales.

Desde nuestros apartamentos en Barcelona, podrás acceder fácilmente a todos estos rincones mágicos. ¿Aún te lo estás pensando?

One response to “Qué ver en la Costa Dorada: 10 lugares imprescindibles

  1. En mis últimas vacaciones en Barcelona, aproveché la oportunidad para ir y descubrir esta parte de la costa española que no conocía en absoluto. Así que comencé a informarme y en este artículo de Lugaris encontré mucha información útil. Recomiendo a todos que echen un vistazo!
    Me impresionó mucho la calidad de los edificios y la riqueza histórica de estos lugares. Ahora entiendo por qué esta parte del mundo fue colonizada desde la época romana. ¡No te lo pierdas!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más