Qué ver en Poblenou

Sin ánimos de hacer sombra a la Sagrada Familia, el barrio Gótico o la montaña de Montjuïc, Poblenou es uno de esos lugares de Barcelona que merecen ser descubiertos sin prisas. Y con total merecimiento, si tenemos en cuenta la innegable importancia histórica, arquitectónica y económica que ha tenido desde el siglo XIX.

De esa época, aún quedan altísimas chimeneas de ladrillo que dan fe de una de las mayores concentraciones de industrias del sur de Europa, así como fábricas centenarias que, en algunos casos, se han restaurado y convertido en equipamientos, museos y universidades.

Éste es el entorno en el que se enmarcan nuestros apartamentos en Barcelona : Lugaris Beach y Lugaris Rambla. Alojándote con nosotros, tendrás la excusa perfecta para sumergirte en uno de los episodios más relevantes en la historia de la Ciudad Condal.

¿Aún te lo estás pensando?

UN POCO DE HISTORIA DE POBLENOU

Hablar de Poblenou implica referirse a la Revolución Industrial en Barcelona. Las cifras así lo demuestran: en 1888, de las 243 fábricas que había en el actual distrito de Sant Martí, 152 pertenecían a Poblenou. Así, a comienzos del siglo XX, albergaba el mayor complejo de industrias de España, lo que le valió los sobrenombres de la fàbrica, el obrador de Barcelona o el Manchester catalán.

En 1897, la anexión a Barcelona del pueblo de Sant Martí de Provençals —documentado desde 1052— no supuso ningún impedimento para que Poblenou siguiese siendo un espacio clave. Durante décadas, de este rincón de Barcelona salieron máquinas de escribir Olivetti, hojas de afeitar Iberia o los primeros helados Frigo, lo que explica hasta qué punto ha formado parte del día a día de los barceloneses.

El estallido de la Guerra Civil en 1936 obligó a reconvertir algunas fábricas emblemáticas, como Can Culleres, Can Girona o Can Rivière, en industrias bélicas. Desgraciadamente, otras tuvieron que echar el cierre ante la escasez de materias primas necesarias para mantener su producción. Acabada la contienda, las empresas trataron de volver a la normalidad. Durante algún tiempo, y hasta poco antes de los Juegos Olímpicos de 1992, sus chimeneas continuaron vigilando las barracas del Somorrostro, el barrio que vio nacer a la genial bailaora Remedios Amaya.

Todo empezó a cambiar a partir de los años sesenta y setenta, cuando el número de empresas empezó a reducirse. Ya en 1990, Poblenou albergaba alrededor de 1.300 compañías, una cuarta parte de las que había treinta años atrás.

En la actualidad, pese a continuar inmersa en pleno proceso de desindustrialización, Poblenou todavía lidera el ranking de este tipo de actividades en Barcelona. Esto es así gracias a la producción de materiales de transporte, construcción y maquinaria, sin olvidarnos del 22@, el barrio tecnológico de la ciudad.

QUÉ VISITAR EN POBLENOU

Teniendo en cuenta todo lo anterior, no es de extrañar que gran parte de los sitios más interesantes de Poblenou tengan que ver con su pasado fabril. A continuación, te resumimos algunos que no debes perderte en tu próximo viaje a Barcelona.

• Museo Can Framis. Situado en una antigua fábrica textil de finales del siglo XVIII, fue inaugurado en 2009 como museo de pintura contemporánea. Sus salas exhiben alrededor de 300 obras realizadas desde la década de 1960 por artistas catalanes o afincados en Cataluña

• Can Felipa. Esta antigua fábrica, en funcionamiento hasta 1974, constituye uno de los mejores ejemplos de arquitectura industrial de Barcelona. Actualmente, acoge un centro cívico y el Centre Esportiu Municipal Can Felipa.

• Rambla del Poblenou. Esta arteria comercial, bautizada en sus inicios como paseo del Triunfo y en la que se hallan los apartamentos Lugaris Rambla, puede presumir de elegantes edificios y magníficos restaurantes y terrazas donde degustar lo mejor de la cocina catalana. Uno de sus reclamos más icónicos es el Casino L’Aliança del Poblenou, en el que se representan obras de teatro. Asimismo, esta calle también cuenta con una horchatería centenaria: el Tío Che.

• Cementerio de Poblenou. También conocido como Cementerio General de Barcelona, cementerio del Este, cementerio de Levante o cementerio Viejo, fue inaugurado en 1775, siendo el primer camposanto creado dentro de las antiguas murallas de Barcelona. Tras ser destruido por las tropas napoleónicas, se confió su reconstrucción al arquitecto italiano Antonio Ginesi en 1813. En 1821, tuvo que ser utilizado en su totalidad debido a una mortífera epidemia de cólera. Por la belleza de algunas de sus esculturas —con el Beso de la muerte como buque insignia—, tumbas y panteones, se integró en la Ruta de los Cementerios de Barcelona en 2004.

• Torre Agbar. Este original rascacielos de 145 m de altura, cuyo nombre oficial es Torre Glòries, fue erigido entre 1999 y 2005. Diseñado por el arquitecto francés Jean Nouvel, está considerado como uno de los grandes exponentes de la llamada arquitectura high-tech y es el tercer edificio más alto de Barcelona, tan sólo superado por la Torre Mapfre y el Hotel Arts, las dos torres gemelas emplazadas junto al Port Olímpic. Aunque iba a acoger uno de los hoteles de Barcelona más exclusivos, el proyecto no llegó a buen puerto.

• Las playas. En esta lista no podrían faltar las dos playas urbanas que bañan el litoral de Poblenou: la de Bogatell, frecuentada sobre todo por vecinos del barrio de mediana edad, y la Mar Bella, una playa nudista con un tramo gay friendly. A diferencia de lo que ocurre en la Barceloneta y la Vila Olímpica, los bañistas suelen ser población local. Por cierto: ¿sabías que están sólo a 200 m de los apartamentos Lugaris Beach?

• Los parques. Si deseas salir a correr o dar un relajante paseo durante tus vacaciones en Barcelona, te gustará saber que este barrio cuenta con dos magníficos pulmones verdes. Uno es el parque de Poblenou, situado junto al litoral, y el otro, el Parque Central de Poblenou. Creado en 2008 por Nouvel y de forma triangular, se encuentra entre la avenida de la Diagonal y las calles de Bac de Roda y Marroc. Entre sus esculturas más remarcables, destacan los denominados Pozos del Cielo.

• Bares y discotecas. Poblenou también es una opción ideal para salir de copas o a bailar hasta que el cuerpo aguante. De ahí que la zona fuese rebautizada como el Triángulo Golfo. Por ejemplo, allí abren sus puertas el mítico bar L’Ovella Negra, ubicado en una extensa nave y frecuentado por veinteañeros, y discotecas tan legendarias como Merlín o la sala Razzmatazz, en la que se organizan conciertos de grupos nacionales e internacionales. También puedes descubrir los mejores lugares para hacer el brunch en Poblenou para empezar el día perfecto en este barrio.

¿Echas de menos algún nombre en la lista? Si es así, no dejes de enviarnos tus comentarios. Como siempre, serán muy bien recibidos.

One response to “Qué ver en Poblenou

  1. Me alojo en en apartamento de playa con vosotros en unos meses, muchas gracias por dar a conocer vuestro barrio, parece muy bello. Venimos a Barcelona con dos niños, así que nos está siendo muy útil toda vuestra información para organizar el viaje.

    Saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más