12 casas históricas de Barcelona abiertas al público

Cuando se visita Barcelona por primera vez, es inevitable dedicar la mayor parte del tiempo a conocer sus edificios más emblemáticos, como la Sagrada Familia, la catedral o la basílica de Santa María del Mar. Y aunque cualquiera de ellos te dejará sin aliento, esto implica pasar por alto un aspecto no menos interesante: descubrir cómo ha ido evolucionando el día a día de los habitantes de la Ciudad Condal. Para que puedas ponerle remedio, te invitamos a adentrarte en 12 casas históricas de Barcelona abiertas al público.

Desde nuestros apartamentos en la playa de Barcelona, te resultará muy sencillo acercarte a las construcciones que te proponemos a continuación. Todas ellas te harán viajar en el tiempo, desde la época romana hasta el modernismo, y te ayudará a familiarizarte con la vida cotidiana de los antiguos barceloneses. ¿Nos acompañas?

CASA AMATLLER

Situada en el número 41 del paseo de Gràcia, la Casa Amatller es uno de los trabajos más notables de Josep Puig i Cadafalch, quien se ocupó del proyecto de 1898 a 1900 (en realidad, se trata de la reforma de una finca de 1875). La casa fue un encargo del industrial del chocolate Antoni Amatller, quien utilizaría este palacete modernista como residencia. Una vez allí, te recomendamos que no te pierdas la deliciosa decoración escultórica de la fachada, obra de Eusebi Arnau, donde destacan dos puertas asimétricas enlazadas por un Sant Jordi, ni los elementos de forja. Desde 1960, la casa depende del Instituto Amatller de Arte Hispánico, y fue declarada monumento histórico-artístico el 9 de enero de 1976. Desde 2015, la casa se puede visitar por dentro.

CASA BATLLÓ

Ubicada en el paseo de Gràcia, 43, junto a la Casa Amatller, este espectacular edificio modernista es el resultado de una reforma realizada por Gaudí entre 1904 y 1907 a un anodino bloque de viviendas. El proyecto, que es Bien de Interés Cultural desde 1969, fue impulsado por Josep Batlló i Casanovas, un empresario textil vinculado con la familia Godó por matrimonio. Su parte más conocida es la fachada, considerada como una de las más creativas y originales trabajos del genio de Reus. En ella se combinan la piedra, el hierro forjado, el mosaico y la cerámica policromada. Una curiosidad: la peculiar forma de las columnas que decoran los ventanales del piso principal, con forma de hueso, la han valido el sobrenombre de la Casa dels Ossos. Si quieres saber más, también puedes consultar nuestro artículo sobre todas las obras de Gaudí en Barcelona.

CASA DE LA SEDA

El número 1 de la calle de Sant Pere més Alt, en pleno centro histórico de Barcelona, da cabida a la antigua sede del antiguo Gremio de Veleros de Barcelona, un colectivo que adoptó importantes medidas para el sector textil catalán tres siglos atrás. En 1919, la Casa de la Seda fue declarada Monumento de Interés Nacional y en 1929, ganó la Medalla de Oro de la Ciudad de Barcelona. El elegante interior del edificio, en el que destaca la Sala Magna, puede visitarse mediante visitas guiadas, algunas de ellas teatralizadas. ¿Aún no lo has visto?

CASA ELIZALDE

Ubicado en el número 302 de la calle de València, es un palacete proyectado en 1888 por el arquitecto Emili Sala i Cortés como domicilio particular. Sin embargo, no tardaría en convertirse en la sede de las oficinas de Elizalde, S.A., una de las principales empresas automovilísticas españolas de principios del siglo XX. En 1978, el Ayuntamiento de Barcelona trató de salvar de la ruina el edificio, incluyéndolo en el Catálogo del Patrimonio Arquitectónico y adquiriéndolo tres años después. En la actualidad, Casa Elizalde da cabida a un centro cultural.

CASA VICENS

La calle de las Carolinas, 18-24, acoge uno de los mayores tesoros del modernismo catalán: el primer proyecto de importancia del arquitecto tras licenciarse como arquitecto en 1878. La inspiración de Gaudí para esta obre fue el estilo neomudéjar, construida entre 1883 y 1888. Esta vivienda destaca por su delicada decoración a base de motivos florales de cerámica. En 2005, entró a formar parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y está abierta al público desde el otoño de 2017.

CASA MILÀ (LA PEDRERA)

En el número 261-265 de la calle de Provença, asomándose al paseo de Gràcia, abre sus puertas La Pedrera, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984 y una de las obras maestras de Gaudí. La casa, que se construyó entre 1906 y 1912, fue un encargo del empresario Pere Milà i Camps y de su esposa, Roser Segimon. Su fachada ondulante, sus hermosos balcones de forja y las impresionantes chimeneas que rematan la terraza hacen de este lugar un must durante tu visita a Barcelona.

CASA TERRADAS (O CASA DE LES PUNXES) 

Ésta es una de las obras más famosas de Josep Puig i Cadafalch. Sito en la avenida Diagonal, 416-420, este castillo de aire neogótico y modernista (1905) fue un encargo de Bartomeu Terradas i Brutau para sus tres hermanas: Àngela, Josefa y Rosa. Sin duda, su elemento más representativo son sus seis torres puntiagudas, rematadas por agujas de forma cónica. Aunque el interior no conserva decoración de la época, la visita ofrece material audiovisual acerca de la leyenda de Sant Jordi. También se puede subir a la terraza.

DOMUS AVINYÓ

Abierta al público en la primavera de 2015, está antigua casa romana está ubicada junto a la antigua muralla de Barcino, datada entre los siglos I y IV d. C. Su elemento más remarcable es el rico conjunto de pinturas que exhiben sus muros y sus paredes. De hecho, es aquí donde se ha recuperado el mosaico más impresionante de la antigua urbe fundada en tiempos de César Augusto. La encontrarás en la calle de Avinyó, 15, en pleno barrio Gótico.

DOMUS DE SANT HONORAT

En este espacio arqueológico conviven, en un mismo yacimiento, vestigios de la Barcino romana del siglo IV y restos de los siglos XIII y XIV de una casa del Call, el barrio judío de la Barcelona medieval. En su interior todavía se distinguen algunos silos medievales, destinados al almacenamiento del grano, así como mosaicos de la época romana. Toma nota de la dirección: calle de la Fruita, 2.

PALAU GÜELL

Situado en la calle Nou de la Rambla, 3-5, este palacio creado entre 1886 y 1890 es una de las mayores joyas del barrio del Raval. Su promotor fue el empresario y mecenas barcelonés Eusebi Güell, quién confió a su amigo Gaudí una residencia familiar que debía ser también un punto de encuentro de la burguesía. Es la primera obra de gran envergadura que Güell encargó a Gaudí, y destaca por cómo el arquitecto concibió el espacio y la luz. En 1984, el palacio fue incluido en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

PALAU RECASENS

Declarado Bien de Interés Cultural, el Palau Requesens se encuentra situado junto a la iglesia de San Just, en el barrio Gòtic. También conocido como el palacio de la Condesa de Palamós, llegó a ser el palacio privado más grande de la Barcelona medieval. Hoy es sede de la Real Academia de Buenas Letras y puede visitarse. Esta maravilla abre sus puertas en la calla del Bisbe Caçador, 3.

TORRE DE BELLESGUARD O CASA FIGUERAS

Pese a su innegable atractivo, esta torre es una de las obras más desconocidas de Antoni Gaudí, quien la levantó entre 1900 y 1909 al pie de la montaña del Tibidabo (c/ Bellesguard, 16-20). Declarada Bien Cultural de Interés Nacional en 1969, la torre de Bellesguard combina elementos góticos y modernistas, distribuidos en un edificio de planta cuadrada, con planta baja, tres pisos y una buhardilla. En 1909, Gaudí abandonó el proyecto, que fue completado en 1917 por Domènec Sugrañes, autor del diseño de la puerta, los bancos de cerámica y los mosaicos de piedra natural. La casa se alza en el lugar que albergó el castillo del rey Martín I el Humano (1356-1410). Actualmente, es una propiedad privada que admite visitas guiadas desde septiembre de 2013.

¿Qué te parece esta selección? Si deseas ampliar la lista, no dudes en hacer tu aportación. ¡Nos encantará conocerla!

One response to “12 casas históricas de Barcelona abiertas al público

  1. La cantidad de historia presente en esta ciudad es increíble. En cada esquina hay edificios que te dejan sin palabras por su belleza y singularidad. Al hospedarse en los apartamentos Lugaris es muy fácil llegar a estos lugares que le permiten hacer un viaje en el tiempo por las calles de Barcelona.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más