La Sagrada Familia

La inmensa mayoría de turistas que pasan unas vacaciones en Barcelona hacen una visita a la Sagrada Familia. De hecho, esta obra de Antoni Gaudí es el monumento más visitado no solo de la Ciudad Condal, sino de toda España. Unas cifras realmente abrumadoras, ya que en 2016 fueron 4.500.000 de personas las que visitaron la Sagrada Familia. ¿No lo vas a hacer tú en tu próximo viaje a Barcelona? Esperamos que sí.

¿POR QUÉ HAY TANTAS VISITAS A LA SAGRADA FAMILIA?

La respuesta a esta pregunta es bien sencilla. La Sagrada Familia de Barcelona es la obra cumbre de toda la producción del arquitecto Antoni Gaudí i Cornet, el cual incluso en vida sabía que era su creación maestra. En la misma ciudad de Barcelona dejó otras muchas construcciones únicas y excepcionales, como la Casa Batlló, el Park Güell o La Pedrera. Todas ellas son las grandes joyas del Modernismo Catalán, pero ninguna destaca tanto como la Sagrada Familia

Gaudí, ferviente creyente, sabía desde el mismo momento en el que comenzó a concebir los planos del templo que esta sería su obra maestra. Pero lamentablemente jamás acabó la construcción, aunque invirtió en ella 43 años de trabajo. Cuando falleció en 1926 a consecuencia del atropello de un tranvía, el gran Templo Expiatorio de la Sagrada Familia estaba inacabado… Y en la actualidad sigue igual.

Tal vez te estarás preguntando entonces si visitar la Sagrada Familia es visitar una iglesia sin terminar. Pues sí, así es. Pero no pienses que eso es algo negativo. Todo lo contrario, entrando al interior del templo vas a tener la oportunidad de asistir a la creación en directo de una obra de arte, ya que la construcción continuará ante tus ojos, y verás como los operarios del siglo XXI trabajan siguiendo escrupulosamente las indicaciones de dejó por escrito y en planos el propio Gaudí.

Por lo tanto, la visita a la Sagrada Familia te proporciona dos placeres en uno. En primer lugar contemplas lo que la mente privilegiada de Gaudí proyectó fantasiosamente hace casi un siglo. Y al mismo tiempo ves como se materializa delante de ti. Es algo magnífico, entre otras cosas, porque por muchas veces que hagas la visita turística a la Sagrada Familia siempre la contemplarás diferente.

LOS ITINERARIOS TURÍSTICOS DE LA SAGRADA FAMILIA

Al llegar ante el monumento en el distrito del Eixample, lo primero que se admiran son las famosas torres de la Sagrada Familia que son una de las imágenes más carismáticas de la ciudad. Esas torres también pueden ser visitadas, ya que hay distintos tipos de entradas al monumento.

Una entrada a la Sagrada Familia incluye la visita al interior de la Basílica y también la subida en ascensor a la parte alta de las torres. De esta manera se puede disfrutar de una de las más bellas panorámicas que ofrece Barcelona. No obstante, si no quieres subir hasta semejantes alturas, también puedes optar por otra entrada a la Sagrada Familia en la que recorrerás el interior de la basílica y también la cripta donde hay un interesante museo sobre la vida y obra de Gaudí.

POR DENTRO DE LA SAGRADA FAMILIA DE BARCELONA

No hace falta ser tan religioso como Gaudí para valorar lo que este genial arquitecto creó aquí. Basta con adquirir el ticket de entrada al templo y una vez en la basílica levantar la vista. Verás elegantes columnas pétreas en las que no hay línea recta alguna, o te sentirás diminuto bajo esas bóvedas que alcanzan alturas de hasta 70 metros. Es una sensación especial, porque sabes que es un edificio, y además un edificio en obras, y sin embargo el recorrido por la Sagrada Familia te evocará un paseo entre árboles. La razón es que Gaudí siempre se inspiraba en las formas de la naturaleza y aquí quería crear un bosque donde las columnas fueron los troncos y las bóvedas las copas de esos árboles gigantescos.

Como ya hemos dicho, la Sagrada Familia está en obras (se tiene la esperanza de concluirlas más o menos de dentro de 10 años), así que los recorridos turísticos por su interior van sufriendo cambios según los trabajos que se realizan. Sin embargo, siempre se hace unas visitas muy seguras y que procuran discurrir por todas las zonas del templo. Es decir, por alguna de las cinco naves del templo, por su zona del altar, por las capillas y por el claustro.

LAS PORTADAS DE LA SAGRADA FAMILIA

Otras partes que deslumbran a todos los visitantes de la Sagrada Familia son las tres portadas que diseñó Gaudí. Son las portadas de la Gloria, el Nacimiento y la Pasión. Las cuales no solo diseñó desde un punto de vista arquitectónico, sino que también planteó como debían ser todas y cada una de las cientos de figuras esculpidas que componen esta joya del arte modernista.

VISITA A LA CRIPTA

Todo este recorrido por las torres, por la basílica y ante las portadas de la Sagrada Familia te servirá para admirar a Gaudí. Pero para comprender su genialidad única tendrás que bajar a la cripta del templo. Allí se ha creado en museo sobre el arquitecto, donde se conservan los planos del templo, las maquetas, sus herramientas, y todo lo que le llevó a concebir una de las construcciones más bellas llevadas a cabo en los últimos años en el planeta.

Es decir, durante tu viaje a Barcelona no olvides programar una visita a la Sagrada Familia. Un monumento único que no deberías perderte. Es muy fácil llegar, tanto con las líneas L2 y L% de metro, como con los distintos autobuses públicos con parada en su inmediaciones (19, 33, 34, 43, 44, 50, 51, B20 y B2). En fin, desde cualquier de nuestros apartamentos, sea Lugaris Beach o Lugaris Rambla, visitar la Sagrada Familia es muy sencillo.

2 responses to “La Sagrada Familia

  1. Nos gustaría visitar la Sagrada Familia por dentro durante nuestra estancia en Barcelona, nos encanta el arquitecto Gaudí. Mi pregunta es: ¿es mejor comprar los boletos por Internet o en las oficinas del monumento?

    saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más