El origen del día de Sant Jordi en Barcelona

El 23 de abril no es festivo en Barcelona, pero nadie lo diría. Paseando por cualquier rincón del centro, se respira el ambiente de las grandes ocasiones: calles y avenidas a rebosar, una constelación de paradas de libros, rosas y otros regalos, charlas, conciertos y presentaciones al aire libre, firmas de ejemplares de novelas… Todo ello en honor del patrón de Cataluña, convertido en el día de los enamorados de facto en la ciudad, pero también con motivo del Día del Libro. Si te preguntas cuál es el origen de Sant Jordi en Barcelona, aquí te contamos por qué es una fecha tan señalada.

Además de ofrecerte los mejores apartamentos en la playa para unas vacaciones simplemente perfectas, en Lugaris queremos ayudarte a disfrutar de la mejor versión de Barcelona. Descubre a continuación el origen de la leyenda de Sant Jordi (o San Jorge), conoce por qué las letras son también las grandes protagonistas y prepárate para llevarte un recuerdo imborrable de tu próxima escapada.

¿POR QUÉ SE CELEBRA SANT JORDI EN BARCELONA?

Como patrón, a Sant Jordi se le acumula el trabajo. De hecho, también ostenta esta condición en otros países de Europa y África: Portugal, Inglaterra, Bulgaria, Georgia —nación a la que da nombre—, Etiopia… También desempeña este papel en Aragón, Cáceres y Alcoi (Alicante). Incluso, hay un pueblo próximo a Palma de Mallorca llamado Sant Jordi.

Ahora bien: ¿quién fue en realidad este santo? Si retrocedemos casi dos milenios, veremos que se trata de un soldado romano natural de Capadocia, en la actual Turquía, ejecutado el 23 de abril del año 303 por haber abrazado la fe cristiana. Poco después de su muerte, empezó a ser venerado como mártir en Palestina, aunque esto no tardó a hacerse extensivo al Imperio bizantino y a Europa occidental. En el año 494, Sant Jordi fue canonizado, lo que motivó la aparición de todo tipo de historias y grandes hazañas atribuidas al santo.

La más conocida fue una leyenda del siglo IX en la que el santo aparece montando a caballo y matando a un dragón (en Cataluña, se dice que este episodio tuvo lugar en Montblanc, Tarragona). Para muchos estudiosos, éste es precisamente el embrión de los cuentos de los cuentos de princesas y dragones que irían surgiendo en Occidente.

Hay quienes relacionan el dragón con una metáfora del paganismo al que Sant Jordi plantó cara en vida. A su vez, otros creen que la princesa de la historia, rescatada de las fauces de la bestia y obsequiada por su salvador con una rosa que brotó de la sangre del dragón, es una versión renovada de la protagonista del mito griego de Andrómeda. Hija del rey etíope, Andrómeda fue encadenada a una roca para ser devorada por un monstruo marino, si bien Perseo acabaría impidiéndolo.

Lo que sí está documentado es que Sant Jordi es el patrón de Cataluña desde 1094, y que la celebración de esta festividad se generalizó en Cataluña en el siglo XV, en una fecha que coincidía con una popular feria de rosas. También se sabe que las mujeres que acudían a la misa en la capilla del santo en el Palacio de la Generalitat, en el barrio gótico, recibían una de estas flores como obsequio.

Hoy, se sigue regalando a las esposas, novias, hijas, amigas o compañeras de trabajo una rosa roja, color que simboliza la pasión. Ésta suele acompañarse de una bandera catalana, la senyera, y una espiga de trigo, símbolo de fecundidad. A pesar de que las rosas rojas copan el 90% de las ventas, éstas conviven con flores de otros colores, incluyendo las que se tiñen de azul, de negro o incluso con purpurina.

¿POR QUÉ SE REGALAN LIBROS EN SANT JORDI?

Ahora que ya sabemos cómo se consolidó la tradición de agasajar a las mujeres con rosas, toca ocuparse de otro elemento omnipresente en esta jornada: los libros.

La costumbre de regalar un libro a los hombres el día de Sant Jordi se introdujo en Cataluña a partir de la década 1930. Un detalle que no podría ser más indicado, ya que esta fecha siempre se ha relacionado con la desaparición de las dos figuras más importantes de la literatura universal: Miguel de Cervantes y William Shakespeare.

No obstante, nada más lejos de la realidad: mientras que el español falleció un día antes, el autor de Macbeth lo hizo el 23 de abril… del calendario juliano. Por lo tanto, ese día corresponde al 3 de mayo del calendario gregoriano, que es el que se emplea hoy en Occidente.

Lo que sí es cierto es que otros escritores menos conocidos sí nos dejaron ese día. Por ejemplo, el peruano apodado Inca Garcilaso de la Vega (también murió en 1616, como Cervantes y Shakespeare), el poeta William Wordsworth(1850) o Josep Pla (1981), uno de los grandes nombres de la prosa en catalán.

El espaldarazo definitivo al hábito de regalar libros en Sant Jordi llegó de manos de la UNESCO. En 1995, esta institución declaró el 23 de abril como el Día Internacional del Libro, que empezó a celebrarse un año después. El propósito de este día es fomentar la lectura e impulsar la protección de la propiedad intelectual mediante los derechos de autor.

De ahí que las firmas de libros a cargo de los autores de mayor éxito del momento —así como actores, deportistas, personajes mediáticos y youtubers que se lanzan a la aventura editorial— sean uno de los grandes atractivos para quienes deseen visitar Barcelona en Sant Jordi.

Y si eres un foodie consumado, te animamos a aprovechar esta jornada para degustar el delicioso pa de Sant Jordi, un exquisito pan elaborado con harina y sobrasada, ingrediente con el que se dibujan las cuatro barras de la bandera catalana.

En cualquier caso, el mero hecho de callejear por las Ramblas o la rambla de Catalunya el 23 de abril es una experiencia que justifica por sí misma una escapada a Barcelona. Las cifras dan una idea del tirón de esta festividad: cada año, se venden en toda Cataluña alrededor de 6 millones de rosas y 1,5 millones de libros con motivo de Sant Jordi. Sin duda es uno de los planes más románticos si te estás preguntando qué hacer en pareja en Barcelona si nos visitas en el mes de abril.

En Lugaris, queremos celebrar esta antiquísima tradición contigo. ¿Nos acompañas?

One response to “El origen del día de Sant Jordi en Barcelona

  1. Por fin descubro los orígenes de este festividad y el por qué de las rosas y los libros. Mi semana de vacaciones coincidió con la celebración de Sant Jordi. Debo decir que es algo muy romántico y que las calles de la ciudad adquieren una magia muy especial, casi única. Este es un artículo muy interesante para aquellos que quieran conocer una curiosidad extra sobre esta hermosa ciudad. Gracias Lugaris.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más