Los mejores miradores de Barcelona

Hay un refrán que dice que en el pote pequeño se guarda la mejor confitura. Una máxima que podría aplicarse a Barcelona: una ciudad de poca extensión —apenas 100 km2—, pero con una oferta monumental y de ocio inagotable. Y no sólo eso; aun teniendo una superficie más bien modesta, da cabida a paisajes llenos de contrastes: mar, montaña, zonas verdes, colinas… Para comprobarlo, basta con visitar algunos de los increíbles miradores de Barcelona.

Edificios históricos, cimas, una antigua batería antiaérea… Incluso, podríamos referirnos a nuestros apartamentos de alquiler Lugaris Beach, desde cuya terraza se obtienen unas vistas únicas sobre un bosque de pinos y el Mediterráneo. El abanico de opciones es ingente, sin duda, pero queremos darte algunas sugerencias para que puedas contemplar Barcelona desde las alturas. ¡Presta atención a esta selección que te hemos preparado!

CENTRO COMERCIAL ARENAS DE BARCELONA

Esta antigua plaza de toros, en funcionamiento hasta 1977 y reabierta como centro comercial en 2011, es un lugar privilegiado para sentir la sensación de tener Barcelona a tus pies. Desde su última planta contemplarás rincones como la plaza de Espanya, el Palau Nacional de Montjuïc o el parque de l’Escorxador, donde se alza la escultura Dona i Ocell (1983), de Joan Miró. El acceso es gratuito si se hace desde el interior del recinto (utilizar el ascensor exterior tiene un coste adicional).

centro_comercial_las_arenas

MUSEO NACIONAL DE ARTE DE CATALUÑA

Otro balcón de excepción es el mencionado Palau Nacional de Montjuïc, sede del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). Desde su explanada o sus terrazas, podrás admirar la icónica silueta de la montaña del Tibidabo, cuyos 516 m sobre el nivel del mar la convierten el techo de la ciudad. Un consejo: si tu presupuesto lo permite, mímate con una comida o cena en el restaurante del museo. Haz la prueba: ¡será todo un regalo para los sentidos!

CASTILLO DE MONTJUÏC

Levantado en 1694, esta construcción militar fue durante siglos un instrumento para controlar y represaliar a la población barcelonesa. También sirvió como prisión militar hasta 1960, año en que fue cedido a la ciudad, y entre 1963 y 2009 fue un museo militar. Tras un breve período de acceso libre, entrar en el castillo volvió a ser de pago en marzo de 2014. No obstante, la extraordinaria panorámica de Barcelona que desde allí se divisa justifica dejarse un pequeño importe en la taquilla. Aprovecha tu visita para recorrer las exposiciones temporales y permanentes que albergan las dependencias del castillo.

castillo_de_Montjuic

TIBIDABO

¿Has estado en París? Si es así, seguro que el templo expiatorio del Sagrado Corazón del Tibidabo te recordará a la iglesia más importante del barrio de Montmartre, con la que comparte nombre. Recorre su interior y, sobre todo, sube a la terraza para contemplar Barcelona desde una perspectiva privilegiada. Otra magnífica opción, si decides pasar el día en el parque de atracciones del Tibidabo, es montarte en la mítica Atalaya, inaugurada en 1921 y desde la que verás Barcelona a 550 m de altitud. Pero si lo que realmente te apetece es tomarte una copa en un ambiente distendido, te animamos a conocer el emblemático Mirablau, un bar situado en la zona y cuyas cristaleras brindan unas vistas de impresión.

¿Quieres algo aún más original? En ese caso, acércate a la torre de Collserola, de 288 m de altura y proyectada por el arquitecto británico Norman Foster.

COLL D’EN PORTELL

No salimos todavía del Parque Nacional de la Sierra de Collserola, el principal pulmón verde de Barcelona. ¿El motivo? Un mirador tan poco conocido como sorprendente. Eso sí: para llegar hasta allí tendrás que llevar a cabo una agradable caminata por un precioso bosque mediterráneo. La ruta, que finaliza en la población de Esplugues de Llobregat (bien conectada con Barcelona en transporte público), se inicia junto a la parada de tren de Baixador de Vallvidrera y conduce hasta el pico conocido como Coll d’en Portell (351 m). Una vez allí, toma asiento en el banco de madera y ríndete al encanto de Barcelona y su área metropolitana.

PARQUE DEL GUINARDÓ

Ya que hablamos de lugares poco concurridos, queremos proponerte otro que te encantará. ¿Te imaginas cómo será la sensación de ver Barcelona desde lo alto… sin nadie alrededor? Si te tienta la idea, sólo tienes que dirigirte a la plaza del Nen de la Rutlla, junto a la avenida de la Mare de Déu de Montserrat, y seguir las indicaciones que conducen hasta las baterías antiaéreas del Turó de la Rovira (otro excepcional mirador, aunque cada vez más masificado). A medio camino, detente bajo la sombra de algún pino, ponte cómodo/a… ¡y a disfrutar!

PARK GÜELL

A caballo entre los distritos de Gràcia y Horta-Guinardó, se trata de uno de los grandes iconos del modernismo catalán. Diseñado por el genial Antoni Gaudí para albergar una ciudad jardín que jamás llegó a acabarse —sólo se levantaron un par de casas, la escalinata principal y la famosa sala hipóstila, rematada con una plaza con bancos modernistas—, este lugar es un balcón inmejorable sobre Barcelona y el Mediterráneo. Si bien la zona monumental es de pago, una parte del parque está abierta a todos los visitantes. Por cierto: desde 1984, el Park Güell forma parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

PARQUE DE LA CREUETA DEL COLL

El distrito de Gràcia te invita a recorrer este espléndido parque público de 6.000 m2, sito junto al monte del Carmel e ideal para quienes deciden viajar a Barcelona con niños . Además de un gran estanque ideal para bañarse en verano, también puede presumir la escultura Elogio del agua (1987), de Eduardo Chillida, y de unas vistas del Tibidabo y la parte oeste de Barcelona que cortan la respiración.

PARQUE DEL TURÓ DEL PUTXET

¿Sabías que, al igual que Roma, Barcelona también se alza sobre siete colinas? Una de ellas es el Putxet, situado en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi, en la zona alta. Este pequeño cerro ofrece unas vistas inenarrables de 360 grados, desde la montaña de Montjuïc hasta la torre Agbar, próxima a nuestros apartamentos de alquiler en Barcelona. Asimismo, también podrás ver el Mediterráneo.

SANTA MARIA DEL PI Y SANTA MARIA DEL MAR

Estas dos construcciones de factura gótica, situadas respectivamente en el barrio Gòtic y en el Born, son dos joyas de la arquitectura medieval catalana y, al mismo tiempo, dos inspiradoras atalayas desde las que rendirse al skyline de Barcelona. Ambas son de pago y exigen subir bastantes peldaños, pero te garantizamos que el esfuerzo vale la pena.

¿Te animas a asomarte a la Ciudad Condal? Desde nuestros apartamentos, lo tienes muy fácil para subir a los miradores de Barcelona más espectaculares. ¿Vas a dejar que te lo cuenten?

One response to “Los mejores miradores de Barcelona

  1. Barcelona ofrece lugares verdaderamente únicos para disfrutar de las vistas de la ciudad y el Mediterráneo. Durante nuestras vacaciones, mi familia y yo hicimos un pequeño recorrido por algunos de los más importantes, como el Tibidabo o el Castillo de Montjuïc. Pero la verdadera sorpresa fue la vista que podíamos disfrutar desde nuestro apartamento en Lugaris, un regalo totalmente inesperado, incluido en una estancia perfecta, después de todo. Gracias Lugaris por la hospitalidad!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más