Qué hacer en Horta, Barcelona

Cuando hablamos de Horta, puede existir la duda de a qué territorio nos referimos y, para contestar a esta pregunta, necesitamos remontarnos atrás en la historia. Una vez sepas cómo ha ido evolucionando su territorio, podrás conocer qué hacer en Horta, Barcelona.

Hoy nos queremos referir al distrito de Horta, que recibe el nombre completo de Horta-Guinardó, en vez de cerrarnos solamente al barrio homónimo, ya que es uno de los distritos de Barcelona menos conocidos, pero uno de los que esconde más rincones sorprendentes. ¡Sigue leyendo para conocer esta zona de la Ciudad Condal en profundidad!

PEQUEÑA HISTORIA DE HORTA

Las referencias a Horta se remontan al 965, momento en el que el antiguo núcleo rural se alzaba entre Collserola y los montes que lo delimitaban: la Rovira, el Carmel y la Creueta del Coll. Una vez entraron en Barcelona las tropas borbónicas y se instauró el Decreto de Nueva Planta, Felipe V ordenó que Horta fuera sometido a Sant Genís dels Agudells, aunque el entonces pueblo seguía creciendo con los barrios de Vallcarca y els Penitents. Una vez anexionado el municipio a Barcelona en 1904, el ahora distrito también comprendía los barrios de la Clota y el Coll. Fue en 1984 cuando se le añadieron los de la Font d’en Fargues, el Baix Guinardó, Can Baró y el Guinardó, cambiando el nombre del distrito a Horta-Guinardó e integrando un total de 11 barrios.

LABERINT D’HORTA

Sin ninguna duda, el laberinto de Horta es el sitio más visitado del distrito. Los jardines neoclásicos del palacio del Marqués de Alfarràs, fechados en 1794, eran en el siglo XIX un punto de encuentro para la sociedad burguesa de Barcelona, por lo que no es de extrañar que tengan este aspecto tan elegante. El parque es el más antiguo de la ciudad y además del laberinto y jardines, también alberga el Palau Desvalls, de estilo neoárabe. En todo el jardín encontrarás muchas referencias de la mitología griega, desde estatuas, templos y hasta grutas creadas en honor de cada personaje mitológico. En la parte occidental, encontramos un jardín de estilo romántico, que también tiene algunos elementos orientalistas.

Horario: De 10:00 h a 19:00 h en invierno y de 10:00 h a 20:00 h en verano. Abierto todos los días.

Cómo llegar: Carrer Germans Desvalls, frente a la estación de metro de Mundet (L3).

JARDINS DEL PALAU DE LES HEURES

¿Te estás preguntando qué hacer en Horta cerca del laberinto? Estos jardines son una excelente opción. El palacio, construido durante la última década del siglo XIX en estilo de los châteaux franceses y conocido como Casa Gallart, fue encargado por un indiano que había hecho fortuna en Puerto Rico. El jardín de estilo italiano renacentista que rodea la finca se caracteriza por sus grandes palmeras y por una colección de flores que en primavera alcanza su máximo esplendor. Su estructura en tres terrazas le otorga un gran valor paisajístico y hace que se le considere como uno de los parques más bonitos de Barcelona.

Horario: paseo de la Vall d’Hebron, 171.

Dirección: De 10:00 h a 18:00 h de noviembre a marzo y de 10:00 h a 20:00 h de abril a octubre.

CALLE DE AIGUAFREDA

Horta se ha caracterizado desde hace años por la presencia de agua. El hecho de que muchas casas tuvieran acceso directo a un pozo facilitó que muchas mujeres empezaran a vender sus servicios como lavanderas a las élites de Barcelona. Así, la calle de Aiguafreda es de los pocos testimonios que quedan en pie de este estilo de vida que empezó en el siglo XVII y que se mantuvo hasta el siglo XX. Hoy, las ocho casas bajas de esta calle siguen en pie, creando un pequeño túnel del tiempo que sus vecinos han querido conservar con sumo cuidado.

Cómo llegar: la calle de Aiguafreda está bastante escondida, por lo que la mejor forma de llegar a ella es bajándote en la estación de metro de Horta (L5), antes de tomar la Baixada de Sant Mateu y la tercera calle a la derecha.

TURÓ DE LA ROVIRA

En el barrio del Carmel encontramos una de las mejores vistas de Barcelona: la que ofrecen este monte. Aunque se sabe que en este lugar hubo un poblado íbero, durante la Guerra Civil española se construyó lo que ahora son los restos que pueden verse en el Turó de la Rovira. Se trata de una batería antiaérea que formaba parte de la defensa de la ciudad contra las tropas franquistas. Una vez acabada la guerra, este mismo espacio fue usado por la creciente inmigración que llegaba a la ciudad para construir sus propias chabolas, creando el enclave de Cañones, que perduró hasta los años noventa. El museo que encontramos aquí hace un repaso de la función del monte en la ciudad, aunque la mayoría de los visitantes suba hasta este punto para disfrutar de una perfecta puesta de sol con Barcelona de fondo.

Horario del museo: De 10:00 h a 14:00 h los miércoles y de 10:00 h 15:00 h los sábados y domingos.

Cómo llegar: está en la calle de Marià Labèrnia. No existe ningún transporte público cerca de los búnkeres del Carmel, por lo que la mejor forma de llegar es con los buses 92 y 119.

FONT D’EN FARGUES

Este barrio, que anteriormente formaba parte del ahora barrio de Sant Andreu del Palomar, se originó alrededor de la masía de Can Fargues, construida en el siglo XIV en torno a una torre de defensa románica del siglo XI. Fue la misma familia Fargues la que, a finales del siglo XIX, hizo construir la gruta y la fuente que dio nombre al barrio junto a un quiosco modernista, donde se celebraban reuniones.

Dirección: paseo de Maragall, 383-389

Cómo llegar: en los buses 19, 29 o 45.

PLAZA DE BACARDÍ Y PLAZA DE EIVISSA

Los principales puntos de reunión de grandes y pequeños en Horta son estas dos plazas, donde encontrarás algunas de las terrazas más populares, perfectas si no sabes qué hacer en Horta. La plaza de Bacardí se llama así en honor al terrateniente que edificó esta zona del barrio en el ocaso del siglo XIX. El lugar aún conserva su aire de pueblo y es el lugar perfecto para pararse a tomar algo en La Bacardina o el Dúplex Gastrobar. Por otro lado, la plaza de Eivissa es otro núcleo de actividad de Horta gracias a la localización histórica del mercado del barrio. El Quimet d’Horta, abierto en 1927, es uno de los bares insignia de la plaza, donde podrás degustar uno de los mejores bocadillos de la Ciudad Condal.

Cómo llegar: desde nuestros apartamentos de lujo en Barcelona, puedes llegar a ambas plazas bajándote en la parada de metro Horta o Vilapicina (L5).

CARRER CAMPOAMOR

Antiguamente llamada rambla de Cortada, esta calle fue urbanizada a finales del siglo XIX como casa de veraneo de la alta burguesía de la ciudad. Es por esta razón que aún podemos ver magníficos edificios modernistas, como Can Sala o la torre José Garreta. Además, aquí se encuentra la fuente y torre del agua, que procedía de la mina de Can Cortada y abastecía la zona. Además, la misma finca de Can Cortada también es de gran interés, ya que se trata de una masía del siglo XI y de uno de los edificios medievales de Barcelona menos conocidos.

SANT PAU, RECINTO MODERNISTA

Si visitas Barcelona por la arquitectura modernista, este recinto es absolutamente imprescindible. Diseñado por el arquitecto catalán Lluís Domènech i Montaner, este conjunto modernista fue creado como un hospital que debía ocupar la superficie equivalente a nueve islas del Eixample. Aunque nunca llegó a esta envergadura, el lugar ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO gracias a esta interpretación del modernismo con aires neogóticos. Situado en el barrio de Baix Guinardó, es una de las obras más importantes del movimiento modernista catalán así que, si no sabes qué hacer en Horta, apúntate esta parada en tu tour del distrito.

Horario: de 09:30 h a 16:30 h de lunes a sábado y de 09:30 h a 14:30 h los domingos.

Dirección: Sant Antoni Maria Claret, 167.

PAVELLÓ DE LA REPÚBLICA

Diseñado por Josep Lluís Sert y Luis Lacasa con motivo de la exposición universal de París de 1937, fue concebido como un contenedor vacío de tres plantas, donde fueron expuestas obras de gran calibre, como algunas de Joan Miró o el mismísimo Gernika de Pablo Picasso. Este espacio intentaba interpretar la opinión pública sobre la guerra que se vivía en España en esos momentos. Después de ser desmontado, el Ayuntamiento de Barcelona encomendó su reconstrucción en el barrio de La Clota, y actualmente es uno de los archivos más importantes sobre la Segunda República, la Guerra Civil y el franquismo. Además de admirar su arquitectura racionalista, también encontrarás una reproducción del Gernika en el lugar donde estuvo expuesto.

Horario: De 08:00 h a 20:00 h de lunes a viernes.

Cómo llegar: avenida del Cardenal Vidal i Barraquer, 34.

CASA DE LES ALTURES

Para finalizar esta lista de cosas que hacer en Horta, volvemos al Baix Guinardó para hablar de otro edificio singular. Se trata de un edificio de estilo neomudéjar que se construyó a finales del siglo XIX como casa del director general de Aigües de Barcelona. Su nombre proviene del hecho que el edificio se alzaba junto a los depósitos de elevación de agua del parque.

Horario: 09:00 h a 19:00 h de lunes a viernes.

Dirección: ronda del Guinardó, 49.

Ahora que ya sabes qué hacer en Horta, te invitamos a que nos expliques la ruta que has seguido tú y los sitios que nos recomiendas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más