Qué ver en Sant Andreu, Barcelona

A pocas paradas de metro de nuestros apartamentos de lujo en Barcelona, encontramos el distrito de Sant Andreu y sus barrios: Navas, La Sagrera, El Bon Pastor, Congrés i els Indians y Sant Andreu de Palomar, el antiguo municipio independiente que ha sabido adaptarse a los mayores cambios que ha sufrido Barcelona durante su historia sin perder su esencia de pueblo. De hecho, los vecinos de toda la vida siguen hablando de Barcelona como si fuera la ciudad vecina.

Si quieres dedicar un día a hacer una ruta por los barrios menos conocidos, te invitamos a que te leas esta guía sobre qué ver en Sant Andreu, Barcelona, y descubras sus rincones con más encanto.

SANT ANDREU DEL PALOMAR

El primer barrio del que hablaremos será el que da nombre al distrito, Sant Andreu del Palomar, un antiguo pueblo que se anexionó a la ciudad de Barcelona en 1897. Si os pasáis por este barrio, no os olvidéis de visitar estas maravillas.

Fabra i Coats 

Testimonio de la industrialización que se vivió en Catalunya en el siglo XIX, la fábrica Fabra y Coats fue construida entre 1910 y 1920 como parte del complejo Coats Fabra, S.A., fabricantes de hilos y tejidos, estuvo en funcionamiento hasta los años setenta. El Institut Cultural de Barcelona lo rescató en 2008 como espacio de creación artística y hoy en día es una referencia para las artes escénicas. No te pierdas uno de los eventos en Barcelona más importantes de las artes audiovisuales y la música electrónica, el Mira, que se celebra aquí en otoño.

Parque de la Pegaso 

Especialmente si visitas Barcelona con niños, este parque te ofrece un agradable paseo lleno de aromas. Uno de los mejores lugares para ver en Sant Andreu es este recinto donde se encontraba la fábrica de camiones ENASA, creadora de los populares camiones Pegaso. De esa fábrica se conserva el portalón que daba la bienvenida a los trabajadores que cada mañana entraban a la fábrica. Aquí hay muchas referencias a ella, especialmente en la placita circular donde se ve el caballo alado que era el emblema de la compañía. Chopos, álamos y un gran lago con un par de puentes completan la Pegaso, uno de los sitios más icónicos del barrio.

Plaza de Orfila

Fue la plaza mayor del antiguo municipio de Sant Andreu de Palomar. Aquí se alzan edificios neoclásicos en los que encontrarás numerosos bares para hacer el vermut los domingos, siendo aún el corazón de la vida del vecindario. Si te preguntas qué ver en Sant Andreu, en este punto tendrás tu primera parada, ya que es donde se encuentra la boca del metro. También te toparás con la iglesia de Sant Andreu del Palomar, un edificio neogótico erigido sobre una antigua construcción del siglo X. Además, debes saber que, en 1640, fue en este punto donde un grupo de campesinos para iniciar la revuelta del 22 de mayo, que daría comienzo a la guerra de los Segadores.

Iglesia de Sant Pacià

Construida entre 1876 y 1881 por el arquitecto Joan Torras Guardiola, aquí podrás ver una de las obras de Gaudí en Barcelona menos conocidas, creada cuando el arquitecto era tan solo un aprendiz. Se trata de un mosaico que se encuentra en medio del pasillo, y fue lo único que se pudo conservar de Gaudí después de que la iglesia fuera saqueada durante la Semana Trágica de 1909.

Bar Versalles y el bar Colombia

Aquí te presentamos dos lugares míticos donde pararse para tomar un refresco. El primero es un precioso bar modernista con todos los muebles prácticamente intactos. Viaja a inicios del siglo XX y tómate un vermut. Prueba las deliciosas croquetas Versalles de jamón en la barra rectangular para admirar el esplendor de este local centenario.

El segundo es el bar Colombia, inaugurado en 1913, también conserva una gran parte de su encanto. Mucho más íntimo y personal que el primero, en este local siempre podrás disfrutar de un hilo musical ligado al jazz y el swing. Una charla con amigos a media mañana es un contexto perfecto para conocer este bar lleno de recuerdos que llenan las paredes con más de 100 años de historia.

Casa Bloc

Ideada por la asociación de arquitectos GATPAC, la llamada casa bloc es uno de los mayores ejemplos de arquitectura racionalista catalana. Diseñada en forma de ‘S’ para que todas las habitaciones tuvieran luz natural, fue una obra encargada por la Generalitat republicana para dar alojamiento a los obreros de la zona con falta de recursos. Aun así, con la llegada del franquismo, se destinaron a alojar militares y sus familiares. Hoy en día, uno de los lugares para ver en Sant Andreu es la casa-museo Vivienda 1/11, donde podrás descubrir cómo eran los acabados de los pisos de este bloque en los años treinta.

Fiestas de Sant Andreu

Como ya debes saber, todos los barrios de Barcelona tienen su propia fiesta mayor. En el caso de Sant Andreu de Palomar, Uno de los actos más importantes es el Esclat Andreuenc, que se celebra cada año el primer sábado de diciembre, consiste en una celebración en la que gigantes, y trabucaires bailan en comparsa bajo el sonido de las grallas para mostrar al barrio cada una de las costumbres populares de este antiguo pueblo. Así esta es una buena opción si visitas Barcelona en otoño.

Otro de los eventos más celebrados en el barrio son los Tres Tombs de Sant Andreu. Aunque los más famosos de Barcelona sean los de Sant Antoni, esta fiesta tradicional que celebra el santo patrón de los animales llena Sant Andreu de carruajes, música y caballos, que llegan hasta la plaza de Orfila para ser bendecidos, al igual que lo son muchas de las mascotas del vecindario.

QUÉ VER EN CONGRÉS I ELS INDIANS

Este barrio de Sant Andreu se empezó a edificar a comienzos del siglo XX, pero creció especialmente durante la década de los cincuenta, después de que el obispo de Barcelona, el doctor Modrego, promoviera desde la iglesia un polígono de viviendas en celebración del Congreso Eucarístico que se celebró en 1952, diseñado por Josep Soteras, Carles Marquès y Antoni Pineda. Vamos a conocer entonces qué se esconde en este barrio de Sant Andreu.

Canódromo y Parque de Investigación Creativa

Situado en la avenida Meridiana, este edificio es patrimonio arquitectónico de la ciudad gracias a la estructura con parasoles colgantes que les valió a los arquitectos Bonet y Puig Torné el premio FAD de arquitectura. Construido en los años sesenta y creado para hacer carreras de galgos, hoy en día es un hub dedicado a la investigación creativa, abierto a la ciudad y con los antiguos bancos del mirador frente a un parque donde pueden jugar los niños.

Torre Rosa

Villa Jazmines, más conocida por el color de su fachada, es de las últimas casas de indianos que queda en pie en el barrio. Reconvertida en un bar con una estupenda terraza para el verano, el edificio fue construido como residencia de verano en 1920. Aquí se alojaba la familia de José Racionero, uno de los indianos que regresó de América a comienzos del siglo XX.

Ca l’Armera

Este monumento de bien cultural de interés local es un edificio neoclásico de 1714 que se ha convertido en el último testigo de la vida payesa que se llevaba en Sant Andreu hace siglos. Durante la edificación de Congrés, muchos de los terrenos de la masía fueron vendidos a la iglesia para su posterior edificación. Actualmente, acoge un restaurante.

QUÉ VER EN LA SAGRERA

Por su parte, el barrio de la Sagrera fue en su origen terreno agrícola, el cual quiso proteger la iglesia de las manos de los nobles que querían saquear las cosechas. Así, los campesinos guardaban lo que recolectaban en espacios sagrados, llamados sagrers, nombre que dio origen al barrio. No fue hasta finales del siglo XIX que este campo se empezó a edificar, aunque la industrialización de la primera mitad del siglo XX fue la que cambió por completo la fisonomía del lugar. Investiguemos ahora por esta zona.

Nau Ivanow y Nau Bostik

En el barrio vecino de Sagrera, aún en el distrito de Sant Andreu, se encuentran dos rincones para la creación que no te dejarán indiferente. El primero, la Nau Ivanow, antiguamente albergaba la fábrica de pinturas homónima. Desde 1998, el barrio lo acogió como espacio de creación. Actualmente se puede disfrutar de obras de teatro experimental en la sala Andy Warhol. El segundo es un referente en la actividad cultural del distrito, con conciertos, exposiciones de arte y mercados de todo tipo, aquí siempre encontrarás alguna cosa para hacer. Entra en la web o redes sociales de la Nau Bostik para saber qué eventos se celebrarán esta semana en el recinto.

Puente de Calatrava

El puente de Bac de Roda es más conocido por el nombre de su arquitecto. Uniendo los distritos de Sant Andreu y Sant Martí, este puente de 1987 es uno de los símbolos de los cambios sufridos en el distrito durante las preparaciones de la ciudad para los Juegos Olímpicos de Barcelona.

Plaza de Masadas

Esta plaza porticada es el lugar perfecto para parase a tomar una copa rodeado por ciruelos. Lugar que hasta la década de los noventa albergaba un mercado cubierto, hoy en día es donde se concentra mucha de la vida del barrio, por lo que podrás ver niños jugando en el centro de la plaza mientras los padres conversan sentados en alguna terraza. Además, cada primer domingo de mes te puedes pasar por aquí para visitar su mercado de juguetes antiguos.

EXTRAS

La Maquinista 

En el barrio de Bon Pastor se encuentra el centro comercial más grande de Cataluña, donde podrás ir de compras, tomarte un tentempié en su zona de restauración o ver una película en su cine, el único del distrito de Sant Andreu.

Parque de Can Dragó

Aunque por pocos metros no está en Sant Andreu (de hecho, pertenece al distrito de Nou Barris), merece la pena mencionarlo. Justo al lado de la avenida Meridiana se encuentran 12 hectáreas de árboles y montañas, el lugar ideal para salir a pasear al perro o ir a correr. Su nombre proviene de 1714, año en el que las tropas borbónicas que asediaban la ciudad de Barcelona se hospedaron en este lugar. Al tener los militares el mote de dragones, la masía en la que se habían instalado pasó a llamarse Can Dragó, o ‘casa del dragón’, nombre que perduró en el tiempo y finalmente bautizó este parque. Aquí también se encuentra una de las mejores piscinas de Barcelona, perfecta para refrescarse en un día caluroso.

Ahora que ya sabes qué hacer en Sant Andreu, Barcelona, date una vuelta por el barrio y déjanos un comentario explicando qué ha sido lo que más te ha gustado de él.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más