Cuevas en Barcelona que vale la pena visitar

La Sagrada Familia, la Casa Batlló, el barrio Gótico, el Palau Nacional de Montjuïc… Aunque la arquitectura es uno de los puntos fuertes de la Ciudad Condal, te aseguramos que los alrededores de la capital catalana, así como el resto de la provincia, también cuentan con otros reclamos que no hay que dejar de visitar: las cuevas de Barcelona.

Acercándote a estas magníficas grutas, algunas de ellas explotadas en el pasado por la industria minera, podrás familiarizarte con las formas de vida tradicionales de Cataluña y, al mismo tiempo, contemplar formaciones geológicas que te dejarán con la boca abierta. Todo ello sin olvidar que estas actividades son ideales para ir con niños.

¿Se te ocurre una manera mejor de aprovechar tu paso por nuestros apartamentos en la playa de Barcelona?

CUEVAS EN BARCELONA

De acuerdo: tal vez no sean tan espectaculares como las Coves del Drach, en la isla de Mallorca o la increíble Gouffre de Padirac, en Francia. Aun así, son la oportunidad perfecta para viajar en el tiempo y explorar las entrañas de la Tierra, sin renunciar a una escapada de turismo urbano para enmarcar. ¡Descubre a continuación las mejores cuevas en Barcelona!

Minas prehistóricas de Gavà-Can Tintorer

Empezamos por las cuevas en Barcelona más próximas a Barcelona ciudad, pero también las que te transportarán al pasado más remoto: las minas prehistóricas de Gavà. También conocidas como minas de Can Tintorer, se trata del conjunto de minas con galerías más extenso y antiguo de Europa, así como el único del Neolítico dedicado a la extracción de variscita, un mineral de color verde empleado para elaborar adornos corporales. El complejo posee una extensión de 200 hectáreas, en las que se han localizado más de un centenar de minas. Además, no se descarta que haya más. Durante las épocas ibérica, romana y medieval, las minas se volvieron a explotar para obtener mineral de hierro. Es tal su importancia que, en 1996 el yacimiento, el lugar fue declarado Bien Cultural de Interés Nacional.

En el Museo de Gavà, podrás ver algunas de las piezas que allí han encontrado, como la Venus de Gavà o un cráneo trepanado.

Las minas, situadas en la calle de Jaume I, 7 (Gavà), abren de lunes a viernes de las 10:00 h a las 18:00 h; los sábados, de las 10:00 h a las 19:00 h, y los domingos, de las 10:00 h a las 14:30 h. Por cierto: hay diversos trenes de Rodalies y servicios regionales de Renfe que llegan hasta Gavà desde el centro de Barcelona. ¡Aprovecha el transporte público en Barcelona para esta excursión!

Cuevas del Salitre de Collbató

En la montaña de Montserrat, te esperan las cuevas del Salitre (o Salnitre, en catalán), también llamadas cuevas de Collbató o cuevas de Montserrat. Formadas por rocas calcáreas, son muy ricas en minerales fosfatados y, como su nombre indica, albergaron antiguamente explotaciones de salitre. Su interior da cabida al conjunto de salas más grande de Cataluña, y se dice que sus formas orgánicas y ondulantes sirvieron de inspiración a Antoni Gaudí. Las galerías abiertas al público de las cuevas suman un total de 549 m, con un desnivel de 20 m y una temperatura interior constante de 14 °C.

Ubicadas en la localidad de Collbató, se pueden recorrer mediante visitas guiadas de martes a domingo de las 11:00 h a las 14:00 h, y los sábados, domingos y festivos, de las 16:30 h a las 19:00 h. Para más información o reservar tu entrada, puedes llamar al número de teléfono (+34) 647 964 076.

Cuevas del Toll, Moià

Nos trasladamos al municipio de Moià, en la comarca del Moianès. La ocasión lo merece, ya que estamos ante unas de las cuevas prehistóricas de Europa más ricas en fauna del Cuaternario. Sin ir más lejos, allí se han recuperado fósiles de hipopótamos, rinocerontes, osos de las cavernas, leones, bueyes y hienas. También se han localizado restos de una hoguera y algunos utensilios de sílex correspondientes al Musteriense, utilizados por el hombre Neandertal durante el Paleolítico Medio (es decir, de entre 100.000 y 40.000 años de antigüedad). Del mismo modo, se han producido otros hallazgos de períodos más recientes. Actualmente todos los restos arqueológicos recuperados se exhiben en el Museo de Moià.

Las cuevas se dividen en dos sectores: la galería sur, de 108 m de longitud y ocupada por el hombre prehistórico, y la galería este, de 80,5 m, que bordea un curso fluvial intermitente. No obstante, solo puede visitarse la primera (los sábados y domingos, de las 10:30 h a las 15:00 h). El recinto está en la carretera N-141C, km 32.

Parque Cultural de la Montaña de Sal de Cardona

Además de ser uno de los pueblos medievales de Barcelona más atractivos, Cardona también da cabida a una de las cuevas en Barcelona más espectaculares: la Montaña de la Sal. Se trata de una formación geológica que ya era explotada en la época romana. Tras el cierre de la mina, a principios de la década de 1990, las instalaciones se acondicionaron para el turismo, preparándolas para recibir visitas guiadas al interior de las galerías excavadas en la montaña. El recorrido, de una hora de duración, discurre por una red de 500 m de galerías y a 86 m de profundidad. Su diversidad de minerales y sus impactantes estalactitas y estalagmitas no te dejarán indiferente. A la salida, puedes visitar gratuitamente el Centro de Artesanía Art Sal, donde podrás adquirir esculturas de sal y llevarte a casa un buen regalo típico de Barcelona.
El recinto abre de martes a viernes de las 10:00 h a las 13:30 h, y los sábados y domingos, de las 10:00 h a las 16:30 h. Cierra los lunes.

OTRAS CUEVAS CERCA DE BARCELONA

Sin duda, hay mucho que visitar en Cataluña más allá de su capital y su provincia. Por eso, te animamos a descubrir otras cuevas cerca de Barcelona que nunca defraudan.

Cueva Museo de L’Espluga de Francolí

En el municipio de L’Espluga de Francolí, se despliegan las impactantes cuevas de La Espluga, unas cavidades naturales utilizadas por los seres humanos desde el Paleolítico. El museo que hay dentro de la Cueva Museo de la Font Major muestra cómo era la vida en la prehistoria, mediante proyecciones sobre las paredes de las rocas. Estas dan a conocer cómo se produjo el descubrimiento de las cuevas. En el exterior de la cavidad, también puedes ver la recreación de un poblado neolítico a escala real.

Las cuevas abren de martes a domingo, de las 10:30 h a las 13:30 h y de las 16:00 h a las 18:00 h. Cierra los lunes.

Museo de las Minas de Bellmunt del Priorat

Si bien no es una cueva, también se una oportunidad para adentrarse en el subsuelo. La mina Eugènia, en Bellmunt del Priorat, permite descubrir cómo era el día a día de un pueblo minero tradicional de la comarca, dedicada sobre todo a la producción vinícola. Su estructura más extensa consistía en la torre del pozo y dos naves anexas. El sistema incluía el pozo de extracción, trituradoras y maquinaria para lavar el mineral. Con el propósito de aprovechar el mineral de peor calidad, había dos sistemas de fundición. El conjunto minerometalúrgico de esta mina Eugènia estuvo activo hasta 1972.

La mina cuenta con un total de 20 plantas subterráneas. La visita guiada permite recorrer unos 700 m de la primera planta, a 35 m de profundidad. Eso sí: antes de ir hasta allí, te recomendamos consultar los horarios en minesbellmunt.com.

Cova de les Meravelles, Benifallet

No nos vamos todavía de la provincia de Tarragona, ya que una de las localidades de la comarca del Baix Ebre, Benifallet, acoge unas de las cuevas más famosas y conocidas de Cataluña. Algunas de ellas fueron halladas en la primavera de 1968 por un grupo de espeleólogos barceloneses, durante una campaña llevada a cabo en la sierra de Cardó. Entre las grutas encontradas, destacan la Cova Marigot, la Sima del Sifó y, sobre todo, la fotogénica Cova de les Meravelles, sumándose a otras ya conocidas.

Esta última, situada en el barranco de Sant Jordi de Benifallet, puede visitarse todos los días, de las 10:00 h a las 14:00 h y de las 16:00 h a las 20:00 h.

Mina Victòria, Vall d’Aran

Viajamos ahora hasta la Vall d’Aran para entrar en contacto con sus formas de vida a principios del siglo XX. Hace cien años, se extraían de la mina Victòria 80 toneladas de mineral en bruto diarias y daban trabajo a entre 100 y 150 mineros. Tras el estallido de la Guerra Civil española (1936-1939), se suspendieron los trabajos en las minas en 1949, si bien su cierre definitivo tuvo lugar poco después, en 1953. En 2004, la mina Victòria se abrió al público y hoy es un lugar muy apreciado para los aficionados a la naturaleza y las rutas de senderismo.

Para obtener más información sobre la visita, puedes llamar al número de teléfono (+34) 973 641 815, o bien consultar las páginas de información turística de la Vall d’Aran.

Parque de las Cuevas Prehistóricas de Serinyà

Cerramos nuestra ruta por las cuevas cerca de Barcelona en la provincia de Girona; concretamente, en la comarca del Pla de l’Estany. Allí se halla el Parque de las Cuevas Prehistóricas de Serinyà, lugar en el que vivían los cazadores recolectores de la prehistoria. Este enclave está formado por diversos abrigos o cuevas abiertas en un talud de roca, muchos de ellos acondicionados para recibir visitantes.

El parque es el mejor yacimiento de la Europa occidental para conocer el paso del hombre de Neandertal al hombre moderno. Las primeras excavaciones arqueológicas fueron iniciadas en 1943 por el doctor Josep Maria Corominas, y aún continúan en la actualidad, de la mano de la Universidad de Girona y el Museo de Arqueología de Cataluña-Girona.

Se puede completar visita con la del Museo Arqueológico Comarcal de Banyoles, lugar donde podrás observar una completa muestra de los objetos prehistóricos procedentes de las cuevas de Serinyà.

Como siempre, si tienes preguntas o quieres dar tu opinión sobre las cuevas en Barcelona o el resto de Cataluña, te invitamos a enviarnos tus comentarios. ¡Nos encantará saber de ti!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más