Qué visitar en Cataluña: 7 destinos indispensables

Barcelona es uno de esos destinos capaces de sorprender al viajero en cada visita. No importa las veces que se hayan recorrido las calles de la Ciudad Condal: en cualquiera de ellas, el recién llegado encontrará nuevos alicientes, secretos y sensaciones que justificarán una escapada de fin de semana o viaje de última hora. En cualquier caso, hay uno que merece una atención especial: su privilegiada ubicación, lo que convierte a esta urbe en un punto de partida perfecto para visitar Cataluña.

Alojándote en nuestros apartamentos en la playa de Barcelona, no sólo tendrás la excusa ideal para disfrutar de una de las 10 ciudades más visitadas del mundo: también podrás acercarte a la cultura catalana a través de sus incontables monumentos, espacios naturales y festivales, sin olvidar los secretos de su exquisita gastronomía mediterránea.

Con más de 18 millones de visitantes extranjeros en 2017, Cataluña es la región de España que recibe más turismo internacional. Una cifra que ilustra su innegable poder de atracción, y que da pistas sobre lo mucho que esta tierra tiene que ofrecerte. Y para que sirva de aperitivo para tus próximas vacaciones en Cataluña, aquí tienes unas sugerencias, presentadas por orden alfabético, de los rincones que no puedes dejar de contemplar en persona. ¡Toma nota!

CERDANYA

Esta comarca es uno de los mayores tesoros del Pirineo catalán. Así lo demuestra su gran concentración de segundas residencias y su tirón como meca de los deportes de invierno, debido a la presencia de estaciones de esquí como La Masella o La Molina. A esto hay que sumar localidades tan fotogénicas como su capital, Puigcerdà (a la que se puede llegar en tren), Das, Alp o Bellver de Cerdanya, donde Gustavo Adolfo Bécquer escribió su leyenda La cruz del diablo en 1860. También conviene referirse al pueblo de Llívia, situada en pleno territorio francés y poseedora de una de las farmacias más antiguas de Europa. Por cierto: si adoras la gastronomía catalana, no dejes de probar el suculento trinxatde la Cerdanya, un guiso a base de patata, col y panceta.

COSTA BRAVA

¿Qué te parece la idea de bañarte o tomar el sol entre pinares que se derraman sobre el mar? ¿O en una cala solitaria escondida entre acantilados? Éste es uno de los muchos motivos por los que visitar la Costa Brava, en el litoral de Girona. Este frente marítimo excepcional se despliega entre las localidades de Portbou, en la frontera con Francia, y Blanes, desplegando un mosaico de paisajes que no admiten comparación. Allí te aguardan las únicas ruinas griegas conservadas en la península ibérica —en Empúries y Roses—, tesoros naturales como la sierra de L’Albera, las islas Medes o el Parque Natural del Cap de Creus, centros vacacionales como Platja d’Aro, Tossa de Mar o Lloret de Mar y seductores pueblos de pescadores, como Calella de Palafrugell o Cadaqués. Además, si decides escaparte hacia el interior, hallarás algunos de los magníficos pueblos medievales del Empordà, como Monells, Peratallada o Pals. 

COSTA DAURADA

Entre nuestras recomendaciones no podían faltar las playas de Tarragona, agrupadas bajo el nombre genérico de Costa Daurada o Costa Dorada. Entre los lugares que no puedes perderte, destacan la capital provincia, Tarragona, con un complejo arqueológico romano declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000. Otro de sus puntos neurálgicos son las localidades de Vila-seca y Salou, cuyos municipios comparten el primer parque temático de España: PortAventura World. A escasos kilómetros, en el interior, encontrarás la siempre aconsejable Reus, una acogedora ciudad salpicada de edificios modernistas y comercios tradicionales. A esto hay que sumar enclaves tan pintorescos como los pueblos medievales de Montblanc, Siurana o Prades. Y si te gustan las construcciones religiosas, no te olvides de recorrer la Ruta del Císter, cuya joya es el monasterio de Poblet, o la cartuja de Escala Dei, la más antigua de la península.

GARROTXA

Los volcanes son el rasgo distintivo de esta preciosa comarca gerundense. Además de pueblos medievales que destilan encanto —como Castellfollit de la Roca, Santa Pau y Besalú—, la Garrotxa también es idónea para los amantes del turismo rural por su mítica Fageda d’en Jordà, uno de los hayedos más notables del sur de Europa, o el volcán de Santa Margarida, en un cuyo cráter se oculta una pequeña iglesia. Dedica también un tiempo a conocer la Vall d’en Bas, donde entenderás por qué la localidad de Els Hostalets d’en Bas ha sido rebautizada como la Suiza catalana.

GIRONA

Otro de los lugares que hay que visitar en Cataluña es esta pequeña y elegante ciudad, cuyos principales reclamos se concentran en el Barri Vell. Su inenarrable catedral —que cuenta con la mayor nave gótica del planeta—, el monasterio de Sant Pere de Galligants, las calles del barrio judío o Call, los baños árabes, las casas multicolores asomándose al río Onyar o el puente de las Peixeteres Velles son otro de los must si decides hacer una escapada a Girona desde Barcelona.

VALL D’ARAN

Hasta la inauguración de túnel de Vielha en 1948, la Vall d’Aran ha sido la comarca más aislada de Cataluña. De ahí que conserve una lengua propia, el aranés —un dialecto del occitano o provenzal— así como fiestas y tradiciones que nos hablan de una personalidad propia. Sin obviar la incuestionable importancia de la estación esquí de Baqueira Beret, esta tierra es también feudo del arte románico. Basta con explorar su capital, Vielha, o pueblos tan llamativos como Arties, Salardú o Tredós, cuya iglesia de Santa Maria de Cap d’Aran aún cuenta con un fresco medieval.

VALL DE BOÍ

Al sur de la Vall de Aran y en la comarca de la Alta Ribagorça, te espera algunas de las iglesias de la Vall de Boí, construidas entre los siglos XI y XII declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000. A pesar de que las pinturas se conservan hoy en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, en Barcelona, acceder al edificio es una experiencia en sí mismo. También puedes rendirte a la belleza del Parque Nacional de Aigüestortes i Llac de Sant Maurici, con picos que alcanzan los 3.000 m de altitud.

¿Qué te han parecido estas sugerencias? ¿Añadirías otros destinos que hay que ver en Cataluña? Si es así, te animamos a enviar tus comentarios. ¡Nos gustará leer tus propuestas!

One response to “Qué visitar en Cataluña: 7 destinos indispensables

  1. Desde muchos años que venimos de vacaciones en Catalunya. Nos gusta su variedad de paisajes, poder disfrutar de las montañas o el mar. Nuestra estadía en los apartamentos premium de Lugaris fue perfecta, desde las instalaciones hasta el servicio. Volveremos tan pronto como sea posible para continuar el descubrimiento de esta hermosa región.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más