Cómo moverse por Barcelona

Barcelona es un museo al aire libre en toda regla. Podríamos pasarnos horas y horas recorriendo las calles y avenidas de la capital catalana, y siempre nos quedarían rincones sorprendentes por descubrir. Solo hay un pequeño problema: lo cortas que se hacen las vacaciones. Cuando se está lejos de casa, casi siempre nos asalta la sensación de que al día le faltan horas, y más si se trata de un destino con tanta oferta de cultura y ocio como Ciudad Condal. De ahí la importancia de saber cómo moverse por Barcelona.

Por suerte, Barcelona cuenta con infinidad de opciones de transporte público y privado, que llegan a casi todos los puntos del término municipal, del área metropolitana e incluso otros muchos pueblos y ciudades de Cataluña. Barcelona no es un núcleo urbano especialmente grande —el municipio no pasa de los 99 km2 de extensión— pero, aun así, cubre con creces las necesidades de cualquier viajero.

¿Quieres saber cómo desplazarte durante tu próxima escapada de la forma más ágil y rápida? Si es así presta atención a esta pequeña guía del transporte en Barcelona.

AUTOBUSES EN BARCELONA

En Barcelona, encontramos cinco tipos de autobuses. Te los resumimos a continuación.

Buses urbanos

Operados por la empresa Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), ofrecen más de 100 rutas distintas de autobús que conectan los distintos barrios de Barcelona y las localidades más próximas. Desde hace unos años, algunas de estas líneas incluyen una letra antes del número: “D”, “H” y “V”. Los que empiezan por “D” hacen un recorrido en diagonal; los que llevan una “H”, en horizontal, y los que incorporan la “V”, en vertical. El billete sencillo se puede adquirir directamente al subir al bus y debe abonarse en efectivo. No obstante, si vas a realizar varios desplazamientos durante tus vacaciones en Barcelona, te recomendamos adquirir un título de transporte múltiple integrado. Además de suponerte un ahorro, si te decantas por esta opción, también podrás utilizarla en otros medios de transporte, como el metro o el tranvía. Estos títulos se pueden adquirir en las estaciones de metro, quioscos y estancos. Por lo general, los buses urbanos circulan entre las 05:00 h y las 23:00 h los días laborales, y de las 06:00 h a 23:00 h los festivos.

Buses interurbanos

Este medio de transporte, ofrecido por operadores privados como Sarfa o Segalés, comunica Barcelona ciudad con otras localidades de la provincia y de otros puntos de Cataluña. Los precios, horarios y frecuencia de paso varían considerablemente en función de cuál sea el destino. Dependiendo de la ruta, pueden tomarse desde numerosos puntos del callejero barcelonés, como la plaza de Tetuán, el paseo de Sant Joan, la avenida Meridiana —a la altura de la parada de metro y tren de La Sagrera— o la estación de autobuses de Sant Andreu Arenal. El billete se compra al subir al autobús, aunque hay que informarse de si la empresa que opera la ruta que te interesa admite un título de transporte integrado.

Buses nocturnos (NitBus)

Por la noche, entre las 22:30 h y las 06:00 h, aproximadamente, existe un servicio de bus operado por la compañía Tusgsal, cuya frecuencia de paso suele ser de unos 20 minutos. Algunos de estos autobuses conectan Barcelona con otras localidades cercanas, como Santa Coloma de Gramenet, Sant Adrià de Besòs, Badalona, L’Hospitalet de Llobregat o El Prat de Llobregat, incluyendo el aeropuerto (hasta allí llegan el N16, que va a la Terminal 2, y el N17, que enlaza con la Terminal 1, así como el N18, que para en ambas terminales). La gran mayoría de las líneas pasa por la plaza de Catalunya. Como en los dos casos anteriores, el billete sencillo se adquiere a bordo. También se pueden utilizar los títulos de transporte integrados.

Autobuses especiales o lanzaderas

De titularidad privada, recorren rutas muy concretas, generalmente sin realizar paradas durante el trayecto. Uno de los más conocidos es del Aerobús, que comunica el centro de la ciudad (plaza de Catalunya) con el aeropuerto de Barcelona. El billete se adquiere al subir al bus. Asimismo, en el aeropuerto de Barcelona, también operan lanzaderas gratuitas que conectan la Terminal 1 con la Terminal 2.

Bus turístico

Si no sabes qué ver en Barcelona en 2 días, esta puede ser tu mejor opción. Siguiendo un modelo similar al de otras ciudades de todo el mundo, se trata de autobuses de dos pisos —estando el piso superior al descubierto— que cubren rutas fijas por los principales puntos turísticos, efectuando diversas paradas. Con el mismo billete, que también puede adquirirse por Internet, el usuario puede bajarse y subir al autobús todas las veces que quiera durante el horario de funcionamiento, que suele iniciarse a las 09:00 h (se recomienda consultar el horario de finalización, ya que varía en función de si se trata de la temporada de invierno o de verano). En el interior, hay un servicio de audioguía en múltiples idiomas, que proporciona información sobre los lugares por los que pasa el bus. Actualmente, existen dos compañías que ofrecen este servicio: Barcelona Bus Turístic y Barcelona City Tour.

EL METRO DE BARCELONA

El metro de Barcelona no solo comunica varios puntos de la ciudad, sino que también la conecta con otros municipios cercanos: Badalona, Cornellà de Llobregat, Esplugues de Llobregat, L’Hospitalet de Llobregat, Montcada i Reixach, El Prat de Llobregat, Sant Adrià de Besòs, Sant Boi de Llobregat y Santa Coloma de Gramenet.

Con 12 líneas operadas por tres compañías (TMB, Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya y el Funicular de Montjuïc), es la segunda red de metro más extensa de España y la primera que puso en marcha líneas totalmente automatizadas (sin maquinista). Los títulos de transporte, sencillos o múltiples, se pueden adquirir en las máquinas de venta automática que hay a la entrada de todas las estaciones, o bien en las taquillas, aunque no siempre cuentan con personal disponible.

El suburbano funciona de las 05:00 h a las 00:00 h de lunes a jueves; los viernes, de las 05:00 h a las 02:00 h, y entre las 05:00 h del sábado hasta las 00:00 h del domingo, ininterrumpidamente. De todos modos, hay que tener en cuenta que la frecuencia de paso disminuye durante la madrugada del sábado.

Para ir al aeropuerto de Barcelona, se puede tomar la línea L9 Sud. Eso sí: hay que tener en cuenta que, para ir a la Terminal 1 o la Terminal 2, no son válidos los títulos integrados de transporte ni los billetes sencillos convencionales, sino que hay que adquirir un billete especial al aeropuerto en las máquinas de venta de cualquier estación de metro.

La mayoría de las estaciones está adaptada para personas con movilidad reducida. De todos modos, se recomienda consultar en Internet con antelación las características de aquellas que van a utilizarse.

Si quieres saber más, consulta este artículo sobre cómo funciona el metro de Barcelona.

ESTACIONES DE TREN EN BARCELONA

Actualmente, existen dos operadores de ferrocarril en Barcelona: Renfe —la operadora estatal, titular de trenes de cercanías (Rodalies), media y larga distancia y alta velocidad, como el AVE o el Euromed— y Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), que permite enlazar el centro de Barcelona con otros municipios de la provincia, e incluso, alcanzar la estación de esquí de Núria, en la provincia de Girona. En el caso de aquellos destinos que no estén más allá de las seis zonas que establece la Autoridad Metropolitana del Transporte, se pueden utilizar títulos de transporte integrados. Los horarios de circulación suelen ir de las 05:00 h a las 00:00 h, en ambos casos, aunque en el caso de los FGC a veces se alarga la hora de cierre los viernes y los sábados. Para ir al aeropuerto, se puede tomar el tren en la estación de Sants. En este caso, los títulos de transporte integrados pueden usarse sin problemas.

EL TRANVÍA EN BARCELONA (TRAM)

Dejando al margen el caso excepcional del tranvía Blau —una línea de tranvía inaugurada en 1901 y suspendida temporalmente en 2018, sin fecha de puesta en servicio, que conectaba la plaza de Kennedy con el Tibidabo—, las actuales líneas de tranvía de Barcelona están en funcionamiento desde 2004. Hay dos ramales principales, con tres líneas cada uno: el Trambaix (T1, T2 y T3), que enlaza la capital catalana con municipios de la comarca del Baix Llobregat, y el Trambesòs (T4, T5 y T6), que hace lo propio con los pueblos y ciudades del Barcelonès norte.

Para realizar viajes de forma puntual, se pueden adquirir billetes sencillos en todas las paradas del tranvía. Recuerda que aquí también son válidos los títulos de transporte integrado.

Los tranvías de Barcelona circulan a diario entre las 05:00 h y las 00:15 h horas, mientras que los viernes y los sábados este horario se extienda hasta las 02:30 h o las 03:00 h en algunas líneas. Sin embargo, ten presente que esto cambia dependiendo de la época del año.

FUNICULAR Y TELEFÉRICOS EN BARCELONA

Si quieres disfrutar de la ciudad a vista de pájaro, debes saber que Barcelona dispone de dos teleféricos. Uno de ellos es el Areri del Port de Barcelona, que conecta las torres de Sant Sebastià y Jaume I, ambas en el puerto de Barcelona, con la zona de Miramar, en la montaña de Montjuïc, en un agradable recorrido panorámico de 1,3 km. El otro es el teleférico de Montjuïc, que comunica las estaciones de Parc de Montjuïc con el castillo. Los horarios varían mucho dependiendo de la estación del año —incluso, no es extraño que queden unos meses fuera de servicio por labores de mantenimiento—, por lo que te recomendamos consultar esta información online antes de tu viaje a Barcelona.

Para llegar a Parc de Montjuïc, se puede tomar el funicular de Montjuïc desde la estación de metro de Paral·lel (L2 y L3). De todos modos, hay que tener presente que el horario es más restringido que el del metro. En otoño e invierno, funciona de lunes a viernes, de las 07:30 h a las 20:00 h, y los sábados y domingos, de las 09:00 h a las 20:00 h. El resto del año, opera de las 07:30 h a las 22:00 h, en días laborables, y de las 09:00 h a las 22:00 h, los sábados y domingos.

También hay un funicular que conecta la plaza del Doctor Andreu con el Tibidabo, y otro en Vallvidrera, que une los barrios de Sarrià y Vallvidrera.

IR EN BICICLETA POR BARCELONA

En 2019, la ciudad contaba aproximadamente con unos 300 km de carril-bici, y un 95% de los barceloneses tenían una de estas vías a menos de 300 m de casa. De ahí que alquilar una bicicleta en Barcelona sea una excelente opción para visitar esta ciudad a tu aire. Sin embargo, no hay que olvidar que, desde ese mismo año, el Ayuntamiento prohíbe la circulación de estos vehículos por la acera.

Aunque la capital catalana dispone de su propio servicio público de bicicletas de alquiler, funciona a través del pago de una cuota anual, por lo que no suele salir a cuenta si vas a pasar pocos días en Barcelona. Por suerte, tenemos una solución: si decides alojarte en nuestros apartamentos de vacaciones en Barcelona, tendrás a tu disposición un servicio de alquiler de bicicletas en Barcelona a tu medida.

MOVERSE CON COCHE O MOTO POR BARCELONA

Como ocurre en otras grandes ciudades, moverse por el centro de la ciudad en moto o en coche puede no ser la mejor idea. Al problema de los atascos en las horas punta se suma la dificultad de aparcar. Si bien es cierto que hay muchos aparcamientos en el centro de la ciudad, la inmensa mayoría son privados y el precio suele ser caro. Ahora bien: si quieres hacer una escapada cerca de Barcelona, disponer de tu propio vehículo te dará mucha más libertad.

Un consejo: si te quedas en Lugaris y reservas tu apartamento en playa desde nuestra propia web, te regalamos una plaza de parking gratis durante los días que estés con nosotros.

TOMAR UN TAXI EN BARCELONA

Hay alrededor de 10.000 taxis circulando por Barcelona. Son muy fáciles de distinguir —son amarillos y negros— y circulan las 24 horas del día. A diferencia de otras ciudades europeas, no hay una tarifa plana entre dos destinos, sino que la tarificación se basa en el uso del taxímetro, contemplando tres tarifas por distancia recorrida según el momento del día y de la semana en el que se ofrece el servicio. Algunos servicios especiales, como el traslado del centro de Barcelona al aeropuerto o el transporte de una maleta, exigen pagar un suplemento.

Si quieres disfrutar de un servicio de taxi para una hora concreta, puedes pedirlo por teléfono. En cualquier caso, al reservar tu apartamento con nosotros, también tienes la opción de solicitar gratis un servicio de transfer desde el aeropuerto o en sentido inverso.

LOS VTC EN BARCELONA

Resulta difícil referirse a la situación de los vehículos de alquiler con conductor (VTC) en Barcelona, dado que se están produciendo cambios continuados en la regulación del sector. Debido a las últimas medidas adoptadas por el equipo que controla la zona AMB de Barcelona (Área Metropolitana de Barcelona), tanto Uber como Cabify, las dos empresas principales que ofrecían este servicio en la ciudad, decidieron abandonar la capital catalana. Aunque Cabify acabó regresando, la última ampliación del plazo de precontratación para los vehículos con licencia VTC que operen en la zona de tráfico restringido, se situó en 60 minutos, lo que podía comprometer a corto o medio plazo la permanencia de este servicio. Después de la reciente anulación de esta medida en los tribunales, la regulación del sector sigue en el aire.

BARCELONA A PIE

Para cerrar estos consejos sobre cómo moverse en Barcelona, permítenos darte un pequeño tip: siempre que puedas, no dudes en recorrer la ciudad a pie. Esto es válido tanto para el centro urbano como para disfrutar del senderismo en Barcelona y sus alrededores. De este modo, harás salud mientras te regalas unos magníficos paisajes naturales y urbanos. ¿Te apuntas?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más