10 regalos y productos típicos de Barcelona

Sí: hay vida más allá de los magnets para la nevera o las camisetas con el mensaje Keep calm and… Aunque hay quien piensa que las ciudades turísticas acaban perdiendo su personalidad y su esencia, te aseguramos que esto no ocurre con la capital catalana. De ahí que haya infinidad de regalos y productos típicos de Barcelona capaces de agradar y sorprender.

Si tú también te estás planteando disfrutar de una escapada urbana a la Ciudad Condal, y si eres de los que disfrutan llevándose a casa un buen souvenir, aquí encontrarás ideas y sugerencias con las que acertarás sí o sí. ¡Toma nota!

CERÁMICA MODERNISTA

Barcelona es la capital mundial del modernismo. Más allá de las obras de Gaudí, sus calles y avenidas exhiben con orgullo el talento de otros prestigiosos arquitectos de la época, como Josep Puig i Cadalfach, Lluís Domènech i Montaner o Josep Maria Jujol. Una particularidad que también se refleja en la oferta de regalos y productos típicos de Barcelona. En las tiendas de cerámica del barrio Gótico, encontrarás un amplio abanico de figuras decorativas realizadas en este material. Algunas son reproducciones en miniatura de los monumentos de Barcelona más conocidos, mientras que otras muestran la técnica del trencadís, popularizada por Gaudí y consistente en formar dibujos y motivos ornamentales con pequeñas piezas de cerámica.

PANOTS: LAS BALDOSAS DE BARCELONA

Barcelona pone el diseño y el estilo a los pies del visitante. Literalmente. ¿No te lo crees? Basta con mencionar el panot, la célebre loseta de cemento hidráulico que se popularizó a raíz de la construcción del distrito del Eixample. Si bien podría ser más antigua, aparece documentada por primera vez en 1906 y es uno de los cinco diseños escogidos por el Ayuntamiento de Barcelona en un concurso organizado para elegir el pavimento de las calles. Hoy, convertidos en una de las enseñas de esta urbe mediterránea, los panots se cuelan incluso en la música (atención a las “flores raras que crecen en las aceras” de la canción No me acostumbro, de El Último de la Fila).

Aunque algunas tiendas de recuerdos venden reproducciones a tamaño natural de estas baldosas, su motivo floral ha inspirado todo tipo de souvenirs: monederos, bolsos, pendientes, anillos, pulseras, colgantes, pines, libretas, lámparas… Tanto en la tienda B de Barcelona (avenida de Gaudí, 28) como en las tiendas de marroquinería de la calle de Ferran, encontrarás muchos más ejemplos. Incluso, el maestro chocolatero Enric Rovira ha utilizado el panot para crear una tableta de chocolate que puede comprarse en las míticas chocolaterías de la calle de Petritxol.

CHOCOLATE DE BARCELONA

No dejamos de lado este dulce capricho, ya que el comercio con las antiguas colonias españolas en las Antillas hizo del chocolate un alimento omnipresente en la dieta de los barceloneses. La fiebre por el cacao llegó hasta el punto de que los párrocos de principios del XVIII se quejaban de que los feligreses iban a misa con una taza humeante entre las manos. De todos modos, las protestas del clero no llegaron a bueno puerto y la población local siguió disfrutando de este exquisito postre.

¿Quieres sentirte como ella? Si es así, no dudes en meter en tu maleta los Chocolates Amatller, disponibles en muchas pastelerías y en la tienda de la Casa Amatller, en el paseo de Gràcia, 41; el chocolate a la piedra Jolonch, que se fabrica desde 1770 en la localidad leridana de Agramunt, o las irresistibles catànies, un dulce elaborado con almendra, avellana, cacao y chocolate, y que llena los escaparates de muchas confiterías.

COCAS DE MONTSERRAT O MONTSERRATINES

Otro de los postres típicos de Barcelona con los que redondear cualquier comida o cena son las cocas de Montserrat o montserratines, la especialidad estrella del monasterio de Montserrat. Se trata de una masa plana y alargada, muy parecida a la del brioche, aunque algo más contundente. De textura esponjosa y cubierta de azúcar, es ideal para degustar con una onza de chocolate, un café con leche o un chocolate caliente. Además de en el monasterio mencionado, también la encontrarás en muchas pastelerías y en los puestos de venta que hay donde comienzan las Ramblas.

LLONGANISSA DE VIC

En el noroeste de la provincia de Barcelona, se encuentra Vic, una pequeña ciudad de origen romano famosa por sus embutidos. Sin duda, los más representativos son la secallona, el fuet y la llonganissa o salchichón, especialidades elaboradas con carnes magras de cerdo, sal y pimienta negra. El microclima de la comarca barcelonesa en la que se encuentra Vic, Osona, hace posible la producción de esta suculenta especialidad cárnica.

PORRONES PARA EL VINO

Aunque el porrón ha perdido popularidad en las últimas décadas, este curioso recipiente de cristal todavía es muy apreciado para beber vino de la forma más auténtica. Su inconfundible forma lo ha convertido en un símbolo culinario no solo de Barcelona, sino también de Cataluña. Los porrones están a la venta en muchas tiendas de souvenirs, rematados generalmente por un tapón cubierto por una pequeña barretina, el gorro típico catalán. Actualmente, el porrón sigue siendo habitual en las comidas populares y en las tradicionales calçotades.

Un consejo: para estrenarlo, ¿qué mejor que con un vino del Penedès, la principal comarca vinícola y productora de cava de la provincia? Sin duda, un Priorat es uno de los regalos y productos típicos de Barcelona de más éxito.

ESPARDEÑAS CATALANAS

Las espardenyes son el calzado de esparto típico de la Cataluña rural. Cómodas, ligeras y frescas, se utilizan para bailar la danza típica catalana, la sardana, así como en las fiestas populares. Sin embargo, no faltan barceloneses que se atreven a incluir este complemento en su outfit diario. Un buen sitio para adquirir este artículo es La Manual Alpargatera, un establecimiento que abre sus puertas en la calle de Avinyó, 7.

RAJOLES D’OFICIS

Seguimos con las tradiciones catalanas, hablando en este caso de un elemento de decoración muy extendido en las segundas residencias y casas de campo en Barcelona: las baldosas de cerámica ilustradas con oficios populares. A pesar de que son originarias del siglo XVII, existen versiones con profesiones actuales, por lo que algunas muestran a personas trabajando frente a un ordenador. A lo largo de la calle de Ferran, que conecta la plaza de Sant Jaume con las Ramblas, tienes diversas tiendas donde hacerte con ellas por un precio asequible.

FIGURITAS DE MADERA DE LOS CASTELLERS

Los vendedores de recuerdos de Barcelona se resisten a dejar de vender la inefable figurita de la folclórica o el torero, dos imágenes poco o nada representativas de Barcelona (sin ir más lejos, una ordenanza municipal de protección animal de 2014 prohíbe la tauromaquia en la ciudad). Afortunadamente, en los últimos años han salido alternativas mucho más ajustadas a la cultura local. Un buen ejemplo son las figuritas de los castellers. Confeccionadas en madera, representan hombres y mujeres que forman un castillo humano, una tradición muy arraigada en Cataluña que, desde 2010, forma parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en Barcelona. Algunos de estos souvenirs se comercializan bajo el nombre de El Nan Casteller.

FIGURAS DE PAPEL MACHÉ DE GEGANTS Y CAPGROSSOS

Cerramos nuestra lista de regalos y productos típicos de Barcelona con otro elemento de decoración que dará un toque original a cualquier rincón de tu casa. Se trata de unas coloridas figuras de papel maché que representan los gigantes y cabezudos que amenizan los desfiles de las fiestas mayores. Estos personajes populares —cada localidad catalana tiene los suyos— son los protagonistas de los pasacalles y en ocasiones obsequian a los asistentes con animados bailes al son de canciones tradicionales. Aunque no se encuentran con facilidad, suelen estar disponibles en tiendas de souvenirs de calidad, donde también hay figuras elaboradas con otros materiales y dedicadas también al imaginario catalán, como representaciones del guarà, una especie de burro autóctono.

¿No tienes claro dónde ir de compras en Barcelona? En ese caso, si buscas un regalo original y divertido, echa un vistazo a este artículo sobre las tiendas más bonitas de Barcelona. No obstante, si tienes en mente pasar unos días en nuestros apartamentos en la playa de Barcelona, podemos encargar de comprar tus regalos para los tuyos. Práctico, ¿a que sí?

¿Qué te ha parecido esta lista? Si tienes más propuestas, nos encantará que nos ayudes a completar nuestras sugerencias. ¡Esperamos tus comentarios!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más