Visita los mejores mercadillos de Navidad en Cataluña

Si te estás planteando una escapada a la capital catalana en las próximas semanas, no podemos sino felicitarte por tu elección. Además de lo mucho que hay que hacer en Barcelona en Navidad, el resto de la provincia y de la región no tiene nada que envidiarle en cuanto a actividades al aire libre. Entre ellas, destacan los mejores mercadillos de Navidad en Cataluña: una magnífica oportunidad para acercarte a las tradiciones y a la exquisita gastronomía local, con recetas transmitidas de generación en generación en las que no faltan deliciosos dulces y platos navideños.

Desde nuestros apartamentos en la playa de Barcelona, puedes tomar un tren o alquilar un coche para hacer una excursión por Cataluña y descubrir mercados navideños que te enamorarán. Aun sin tener el renombre de los Colmar, Estrasburgo, Praga, Viena, Budapest, Núremberg y otras ciudades europeas, te aseguramos que recorrerlos sin prisas será una experiencia única. Pasea a tu ritmo entre abetos, figuritas de pesebre, objetos de decoración y otros muchos alicientes que te van a sorprender (y, seguramente, sin tener que enfrentarte a la nieve).

A continuación, te proponemos una selección de los 10 mejores mercadillos de Navidad en Cataluña. ¡No dejes de visitarlos durante tus vacaciones en Barcelona!

LA FERIA DEL ABETO DE ESPINELVES

La pequeña localidad de Espinelves, de apenas 200 habitantes y perteneciente a la comarca barcelonesa de Osona, debe su fama a su Feria del Abeto, que atrae anualmente a unos 80.000 visitantes. Desde 1981, las familias de la zona se dan cita entre finales de noviembre y los ocho o nueve primeros días de diciembre para comprar su árbol de Navidad, siendo las variedades de abeto Masjoanis y Picea excelsa —las que más se plantan en los alrededores— las más demandadas. Este mercadillo también reúne puestos de venta de artesanía y de alimentación de calidad, mientras que la iglesia del pueblo acostumbra a organizar alguna que otra exposición. También se celebran espectáculos para toda la familia y demostraciones de oficios tradicionales. ¡No te lo pierdas!

MERCADO MEDIEVAL DE VIC

No abandonamos aún Osona, ya que allí nos espera otro de los mejores mercadillos de Navidad de Cataluña: el Mercado Medieval de Vic. Entre el 6 y el 9 de diciembre —aproximadamente, ya que las fechas exactas pueden variar de un año a otro—, las calles del centro histórico de esta ciudad regresan al medievo con un animado mercado al aire libre. En sus paradas, encontrarás joyas, artículos de decoración, cremas y remedios elaborados con hierbas medicinales, ropa, embutidos, quesos, pasteles, conservas y chocolate, entre otros regalos y productos típicos de la comarca. Tampoco podemos olvidarnos de los puestos de comida ambulantes, ni de la representación de la obra de teatro L’assalt de l’Altarriba, en la que unos 40 actores recrean una historia ambientada en el Vic del siglo XV. Por esta completísima programación, entre otros muchos motivos, este es uno de los lugares que hay que visitar a menos de 80 km de Barcelona.

LA FERIA DEL GALLO, EN VILAFRANCA DEL PENEDÈS

A pesar de que Vilafranca del Penedès es conocida principalmente por su tradición castellera y por la producción de vino en sus alrededores —sin duda, se cuenta entre las mejores de la provincia de Barcelona—, también lo es en estas fechas por su Feria del Gallo o Fira del Gall. Se trata de un tradicional mercado de aves que se celebra desde hace más 350 años, durante un fin de semana poco antes de Navidad. Esta es una oportunidad única para comprar y saborear el famoso gallo del Penedès, una variedad autóctona de ave de corral muy apreciada gracias a su vistosidad y a la calidad de su carne. Este evento también acoge una gran muestra de cocina de aves con recetas tradicionales y actuales, regadas con los vinos de la Denominación de Origen Penedès.

FERIA DE NAVIDAD DE CALDES DE MONTBUI

¿Te gustaría probar un caldo de Navidad cocinado con agua termal y en la olla más grande de Cataluña? Si es así, acércate a la localidad barcelonesa de Caldes de Montbui, en el Vallès Oriental, durante la primera semana de diciembre. Allí hallarás un centenar de puestos de artesanía, antigüedades y alimentación, así como dos ollas gigantes de 1,5 m de diámetro y con 1.600 litros de sopa. En total, se reparten alrededor de 3.000 litros de caldo navideño entre los asistentes. Y si vas a viajar con niños a Barcelona, podrás familiarizarte con la tradición de golpear el Tió (un tronco decorado), participar en talleres navideños, bailar sardanas o contemplar preciosas alfombras de flores.

FERIA DE NAVIDAD Y DEL TURRÓN ARTESANO DE CARDEDEU

También en el Vallès Oriental, el casco antiguo de Cardedeu se prepara para recibir este mercado el segundo fin de semana de diciembre y durante tres jornadas. Participan más de 150 comerciantes con una amplia oferta de productos y alimentos. En este apartado, el buque insignia es el turrón artesano de Cardedeu, elaborado por maestros reposteros locales. Esta delicia comparte protagonismo con los irresistibles borregos de Cardedeu, un dulce originario del siglo XVIII y que se cuentan entre los postres típicos de Barcelona y su provincia que merece la pena probar. Además, son un regalo perfecto para llevar a los tuyos.

FERIA DE SANTA LLÚCIA, EN CANYELLES

Llega el turno de otra comarca de la provincia de Barcelona: el Garraf. A pesar de que el pueblo de Canyelles no puede competir con otras localidades cercanas mucho más turísticas, como Cubelles o Sitges, Canyelles bien merece una visita en esta época del año. El primer fin de semana de diciembre —o los días 30 de noviembre y 1 de diciembre—, acoge un mercadillo navideño de marcado carácter familiar, con propuestas como puntos de venta de artículos navideños, espacios inspirados en personajes infantiles, actividades y talleres para niños y mayores, exposiciones, demostraciones de oficios tradicionales, degustaciones del cocido de Navidad y un espectáculo de fuegos artificiales, que pone el broche de oro a esta feria.

MERCADO DE NAVIDAD DE REUS

Salimos ahora de la provincia de Barcelona para trasladarnos a la de Tarragona. El destino no es otro que Reus, capital de la comarca del Baix Camp y todo un referente dentro del modernismo catalán más genuino. Entre el 1 y el 23 de diciembre, la ciudad natal de Antoni Gaudí cierra su año con un amplio abanico de actividades, concentradas especialmente en la plaza del Mercadal. Entre ellas, cabe referirse a un árbol de Navidad gigante, un mercado de artesanías, espectáculos navideños que se representan cada sábado, actividades infantiles y hasta una pista de patinaje sobre hielo. Haz la prueba: te garantizamos que este plan no deja indiferente.

MERCADO DE NAVIDAD DE VALLS

No nos alejamos mucho de Reus, ya que a apenas 22 km se despliega la capital del Alt Camp: Valls. Es aquí donde, hacia el tercer fin de semana de diciembre, tiene lugar un mercadillo navideño de aves de corral vivas, criadas a la antigua usanza. Esta tradición convive con paradas dedicadas a la venta de árboles de Navidad, figuras de pesebre, artículos de decoración para el hogar, artesanía, vinos y cavas, dulces, miel… Todo el ambiente prenavideño se concentra en la emblemática plaza del Blat, así como en otras calles del centro de la localidad. El horario de apertura va de las 10:00 h a las 21:00 h, menos en domingo, día en que el cierre es a las 20:00 h. Por cierto: ¿sabías que Valls celebra un mercado semanal desde hace casi ocho siglos?

MERCADO DE NAVIDAD DE SOLSONA

La provincia de Lleida también es el escenario de uno de los mejores mercadillos de Navidad de Cataluña: el Mercado de Navidad de Solsona, que se celebra uno de los primeros sábados de diciembre. En sus paradas de artesanía, podrás llevarte a casa bastones de pastor tallados a mano, así como el indefectible Tió. Los puestos callejeros comparten espacio con una exposición de pesebres, juegos infantiles, un concierto en la plaza de la Catedral y mucho más. ¡Ven a disfrutar de uno de los mercados de Navidad leridanos con más tirón!

LA FERIA DEL PESEBRE DE OLOT

Cerramos nuestro recorrido por la Cataluña más navideña en la provincia de Girona. Aunque su principal reclamo turístico son los paisajes de la Costa Brava, te animamos a conocer la comarca de la Garrotxa y su capital, Olot. Allí se lleva a cabo, en el puente de diciembre, una feria con diversos espacios. Su mercadillo navideño, que se ubica en las calles más céntricas, ofrece al visitante árboles de Navidad, figuras y accesorios para el belén y todo tipo de ornamentación navideña. A esto se suma la iniciativa Navidad Km 0, en la plaza Major, una feria dedicada a los productos artesanos de Olot. Asómate también a la Feria del Pesebre y el Mercado de Artesanía, que acoge casetas de madera donde se exponen y venden artículos hechos a mano y piezas para los pesebres. Por cierto: a tan solo 9 km, podrás ver el pesebre viviente de Santa Pau, uno de pueblos medievales más bonitos del entorno.

¿Qué te ha parecido este tour por los mejores mercadillos de Navidad de Cataluña? Aunque nos hemos dejado algunos en el tintero que también podrían resultar de interés, como el de Arbúcies o el de Alella, creemos que estos no te van a defraudar en absoluto. Por supuesto, ya sabes que nos gustará conocer otras sugerencias. ¡Esperamos tus comentarios!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más