Qué visitar a 80 km de Barcelona

Si decides disfrutar de una estancia en la ciudad de Barcelona, estamos seguros de que lo único que no encontrarás en sus calles y avenidas será aburrimiento. No importa las veces que hayas pasado por la Ciudad Condal: la capital catalana siempre tiene una propuesta o un rincón nuevo con el que sorprenderte. Más allá de sus espectaculares construcciones modernistas, su ingente oferta gastronómica, las agradables playas de Barcelona o sus sugerentes museos, esta urbe es una invitación permanente a experimentar nuevas emociones.

Pese a todo, no hay que perder de vista otro de los grandes atractivos de este destino: su proximidad con otros lugares de interés de Cataluña que también te enamorarán. Para que puedas descubrir algunos de los más bonitos sin pasar demasiado tiempo al volante, hoy te contamos qué visitar a 80 km de Barcelona ciudad. ¿Preparado/a para vivir una aventura diferente en tu próximo viaje?

OLÈRDOLA (55 KM)

Esta localidad de la comarca del Alt Penedès hará las delicias de los aficionados al arte y la arqueología. Sobre la colina de Sant Miquel —situada a 358 m de altitud y en uno de los contrafuertes del macizo del Garraf, al sur del municipio—, se despliega el magnífico conjunto histórico de Olèrdola. Aunque los hallazgos más antiguos corresponden al inicio de la Edad del Bronce (2000-1800 a.C.), también podrás admirar vestigios de la época preíbera, íbera, romana y altomedieval.

Hacia finales del siglo II a.C., los romanos establecieron allí un campamento militar para controlar la Vía Hercúlea, conocida posteriormente como Vía Augusta. Erigieron con este fin una imponente muralla junto a otra más antigua, con torres de planta cuadrangular. A este período también corresponden la gran cisterna excavada en la roca, y la atalaya, en el punto más alto del recinto, donde en la Edad Media se construiría un castillo. Asimismo, también merecen tu atención la iglesia de Sant Miquel (992), de estilo prerrománico, y una curiosa necrópolis con tumbas antropomorfas. El pequeño museo que hay en la zona también te ayudará a entender mejor la evolución de Olèrdola.

Un consejo: si quieres saborear los platos típicos de Barcelona más genuinos en un ambiente de lo más auténtico, puedes reservar mesa en el restaurante Masia Segarrulls (carretera del Castillo de Olèrdola, km 1).

EL PONT DE VILOMARA I ROCAFORT (61 KM)

Te animamos a descubrir sin prisas una población de la comarca del Bages ideal para los amantes de las rutas de senderismo. Además de las ruinas del castillo de Rocafort, este municipio también da cabida a unas construcciones únicas: unas extraordinarias tinas de piedra seca en las que se elaboraba el vino junto a los viñedos. Estas edificaciones singulares datan de los siglos XVIII y XIX y dan fe de la importancia del vino en este rincón de la Cataluña central. A esto se suma el hecho de que, desde noviembre de 2018, esta técnica constructiva forma parte de la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO.

Y eso no es todo: a escasos kilómetros de El Pont de Vilomara i Rocafort, te aguardan dos de los pueblos medievales de Barcelona más pintorescos: Mura y Talamanca. ¡Ten tu cámara a punto!

HOSTALRIC (61 KM)

Nos desplazamos ahora hasta la comarca gerundense de La Selva para acercarte a otra joya que debes conocer: Hostalric. Esta encantadora villa, dominada por una fortaleza militar, conserva numerosos edificios del medievo. Entre sus principales alicientes, cabe referirse a la torre de los Frares, la torre del Convent, las murallas, el portal de Barcelona, la cueva del Relliguer y la fortaleza, también conocida como el castillo de Hostalric. En la torre del Convent, hay una sala de exposiciones dedicada a Benet Frigola i Arnau, un fotógrafo que desarrolló su actividad profesional en Hostalric desde 1920 y que dejó un extenso legado. El 13 de diciembre de 1963, el conjunto arquitectónico fue declarado monumento histórico de interés nacional.  

CALAFELL (63 KM) 

Aunque ya nos ocupamos de esta población tarraconense cuando hablamos de qué ver en la Costa Dorada, creemos necesario volver a fijarnos en ella. Este municipio da cabida a 5 km de playas de fina arena, formados por tres playas: la de Calafell, de 1 km de extensión y ubicada en un núcleo urbano con todos los servicios; la de L’Estany Mas Mel, ideal para la práctica de deportes acuáticos, y la de Segur de Calafell, que acoge un pequeño puerto. Asimismo, a las afueras del municipio puedes visitar el castillo y la Ciudadela Ibérica de Calafell, un yacimiento arqueológico excavado en 1980 y cuyos vestigios más antiguos corresponden al siglo VI a.C. Hace unos años se reconstruyeron las desaparecidas construcciones íberas, lo que convierte este recinto en una excelente opción para familiarizarse con el pasado de Tarragona.

CAPELLADES (65 KM)

Regresamos a la provincia de Barcelona, concretamente a la comarca de Anoia, para recorrer una antigua localidad industrial con una completísima oferta turística y cultural: Capellades. Entre los enclaves que hay que descubrir sí o sí, destacan la balsa de Capellades, en el centro del pueblo, y el Abric Romaní, un parque prehistórico descubierto en 1909 por Amador Romaní y que atestigua la presencia de homínidos entre los años 72.000 a.C. y 30.000 a.C. Allí se han identificado rastros de viviendas y un árbol tallado por los neandertales hace 56.000 años.

Accede también al Museu Molí Paperer de Capellades, que abre sus puertas en un antiguo molino papelero del siglo XVIII. Recorriendo sus instalaciones, descubrirás el sistema de elaboración tradicional del papel. Incluso, tienes la posibilidad de participar en un taller en el que podrás fabricar tu propio folio artesano. ¿Qué te parece?

VIC (71 KM)

La capital de la comarca barcelonesa de Osona, Vic, es otro de los lugares que puedes visitar cómodamente si te alojas en nuestros apartamentos de alquiler en Barcelona. Merece la pena, ya que cuenta con uno de uno de los conjuntos medievales más bellos de Cataluña, donde destacan la catedral, la plaza Mayor porticada y un templo romano, originario del siglo II d.C. y descubierto en 1882. Tras el hallazgo, se impulsó su reconstrucción y fue abierto al público (se puede acceder gratuitamente al interior, donde se suelen organizar exposiciones). En 1931, fue declarado Bien de Interés Cultural.

Como eventos remarcables, te aconsejamos asistir al Mercat del Ram, que se celebra anualmente justo antes de la Semana Santa, y al Mercat Medieval de Vic, un mercadillo al aire libre que tiene lugar a principios de diciembre.

BLANES (71 KM)

Cerramos nuestro particular periplo deteniéndonos en la localidad costera de Blanes, en Girona, la puerta de entrada a la Costa Brava. Una vez allí, pasea por el Jardí Botànic Marimurtra, que acoge más de 4.000 tipos de plantas, y el no menos fascinante Jardí Botànic Pinya de Rosa. Por supuesto, también puedes aproximarte al castillo de Sant Joan, en el punto más elevado del municipio, y asistir a la Fiesta Mayor, en honor de Santa Ana y San Joaquín. Estas dan cabida a los Focs de Blanes, un espectáculo de fuegos artificiales que congrega a más de 500.000 personas el último fin de semana de julio.

¿Qué te parece esta lista? Si quieres ampliarla con otras sugerencias sobre qué visitar a 80 km de Barcelona o menos, no dudes en escribirnos: estaremos encantados de leer tus recomendaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más