Qué ver en Barcelona en 3 días

Elegir Barcelona como destino de vacaciones tiene un talón de Aquiles: si la estancia va a ser de pocos días, es complicado no dejarse algún monumento importante por visitar. De todos modos, complicado no es lo mismo que imposible. Por eso, si planeas hacer una escapada relámpago a la capital catalana, te contamos qué ver en Barcelona en 3 días, para que tengas la tranquilidad de que tu ruta incluirá todos estos monumentos y rincones que no puedes perderte.

Además, alojándote en nuestros apartamentos en la playa de Barcelona, estarás muy cerca de la parada de metro de Poblenou (L4), desde la que podrás llegar en minutos al centro de la Ciudad Condal para iniciar los itinerarios a pie que te proponemos. Por descontado, también hay autobuses urbanos por la zona que te facilitarán el transporte por Barcelona. ¿Estás listo/a?

TU PRIMER DÍA EN BARCELONA: DE LA SAGRADA FAMILIA A COLÓN

Prepárate para disfrutar desde el minuto 1, ya que el primer día arranca en el buque insignia de Barcelona: la Sagrada Familia, la obra maestra de Antoni Gaudí. Dado que suelen formarse largas colas frente a la basílica, te recomendamos que estés ahí antes de la hora de apertura (a las 09:00 h) y que, si es posible, compres las entradas con antelación a través de Internet. La visita puede prolongarse durante horas si decides recorrer todas las partes del complejo abiertas al público: una de las torres, la iglesia, el museo y las escuelas pías.

Aunque todo merece la pena, te aconsejamos priorizar las dos primeras y, a continuación, que recorras la avenida de Gaudí hasta la siguiente parada del itinerario: el Recinto Modernista de Sant Pau, uno de los espacios que forman parte del Patrimonio de la Humanidad en Barcelona. Aunque aquí tienes la posibilidad de hacer una visita comentada, ten en cuenta que esto exige al menos una hora adicional.

Desde allí, puedes tomar un taxi o hacer una ruta a pie de unos 27 minutos —por la ronda del Guinardó, que más adelante cambia su nombre por el de Travessera de Dalt, y girando a la derecha cuando alcances la calle de Larrard— hasta el Park Güell, otro de los grandes proyectos de Gaudí en Barcelona. Como en el caso de la Sagrada Familia, te recomendamos comprar las entradas a la zona monumental de manera anticipada por Internet, ya que así ahorrarás tiempo y dinero.

Al acabar tu visita, regresa a la Travessera de Dalt y continúa hasta la plaza de Lesseps. Una vez allí, baja por la calle Gran de Gràcia, deteniéndote si lo deseas en la calle de las Carolines. Allí abre sus puertas la Casa Vicens, una casa neomudéjar diseñada por Gaudí y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2005. Si te apetece visitar el interior, añade una hora a tu ruta por Barcelona.

Gran de Gràcia desemboca en el paseo de Gràcia, una de las principales arterias de la capital catalana. Además de tiendas de las primeras firmas de moda internacionales, aquí te aguardan algunas de las principales construcciones modernistas de la ciudad, como la Casa Milà o La Pedrera y la Casa Batlló, ambas de Gaudí; la Casa Amatller, de Josep Puig y Cadafalch y ubicada al lado de la anterior, y la Casa Lleó Morera, en la misma manzana que las dos últimas. Las tres primeras pueden visitarse por dentro, pero ya te adelantamos que es prácticamente inviable verlas todas en un día.

Continúa por el paseo de Gràcia hasta llegar a la plaza de Catalunya y, desde allí, desciende por las Rambles, la arteria más singular de Barcelona. A mano derecha, podrás hacer una parada en el mercado de la Boqueria o de Sant Josep, con una imponente entrada modernista. También pasarás por el teatro del Liceu, el gran coliseo operístico de la ciudad, y podrás adentrarte, a mano izquierda, en la pintoresca plaza Reial, cuyas arcadas cobijan restaurantes, pubs y discotecas.

Regresando a les Rambles, continúa hasta alcanzar el monumento a Colón. Aunque no todo el mundo lo sabe, puedes subir hasta lo más alto de la estatua para disfrutar de unas vistas únicas sobre el puerto de Barcelona. Un buen lugar desde el que, si te queda tiempo, caminar hasta La Barceloneta, un tradicional barrio de pescadores famoso por sus marisquerías y su playa.

SEGUNDO DÍA EN BARCELONA: RECORRIENDO CIUTAT VELLA

Retomamos nuestra ruta de 3 días por Barcelona prácticamente donde la dejamos la jornada anterior. En concreto, volvemos a plaza de Catalunya para continuar explorando el distrito de Ciutat Vella, que reúne los cuatro barrios más antiguos de Barcelona: Gòtic (o Gótico), Raval, La Barceloneta y Sant Pere, Santa Catalina i la Ribera.

Desde la plaza, tomaremos la avenida del Portal de l’Àngel, famosa por sus tiendas y por el astronómico precio de cada metro cuadrado, el más caro de Barcelona y el segundo de España. Esta calle muere en la plaza de la Catedral, donde te recomendamos prestar atención a este edificio religioso de finales del siglo XIII. Ve desde allí hasta la plaza del Rei, donde encontrarás el Museo de Historia de Barcelona (MUHBA), cuyas dependencias conservan los restos de la Barcelona romana: la antigua Barcino. Por cierto: este edificio también esconde uno de los secretos del barrio Gótico mejor guardados. Si quieres saber de qué se trata, solo tienes que visitar este último enlace.

Muy cerca, en la recoleta calle del Paradís, 10, podrás admirar cuatro columnas y un friso de lo que fue el templo de Augusto. Esta callejuela lleva a la plaza de Sant Jaume, que acoge el Ayuntamiento y el Palau de la Generalitat. Desde allí, toma la calle de la Princesa, que te llevará hasta la vía Laietana, que se cruza con la calle de la Argenteria. Esta conduce a la basílica de Santa María del Mar, una maravilla del arte gótico catalán. Continuando por el espacioso paseo del Born, encontrarás a mano izquierda la calle de Montcada, donde se hallan algunos de los museos de Barcelona, incluyendo el Museo Picasso, y El Born Centre de Cultura i Memòria, un complejo arqueológico con vestigios de la Barcelona del siglo XVIII, parcialmente arrasada en 1714 a resultas de la guerra de Sucesión.

Justo al lado, te toparás con el parque de la Ciutadella, situado en el punto donde hubo una ciudadela. Saliendo por su acceso más cercano al zoo de Barcelona, y retomando la marcha por la calle del Marquès de l’Argentera, sigue por el paseo de Isabel II. Al llegar al edificio de Correos, sube un poco por vía Laietena y continúa por la calle Ample hasta las Rambles. Al otro lado, disfrutarás de construcciones como el Palau Güell, otro impresionante edificio gaudiniano, o del monasterio de Sant Pau del Camp, donde podrás contemplar la principal iglesia románica de Barcelona. Estos dos monumentos son parte del Raval, el antiguo barrio Chino, y donde se han encontrado los primeros indicios de asentamientos humanos en Barcelona.

Puedes acabar la segunda jornada de esta ruta de 3 días en Barcelona en la rambla del Raval, eternamente vigilada por el enorme gato de Botero, viendo una película en versión original en la cercana Filmoteca de Catalunya o tomándote unas bravas en el cercano barrio del Poble-sec.

TERCER DÍA EN BARCELONA: MONTJUÏC Y LA ANILLA OLÍMPICA

Finalizamos este artículo sobre qué ver en Barcelona en 3 días explorando el distrito de Sants-Montjuïc. Para ello, puede tomar el metro hasta plaza de Espanya (paradas de la L1 y L3, así como de varias líneas de los Ferrocarrils de la Generalitat) y subir por la avenida de Maria Cristina. Al fondo, se despliegan la Font Màgica —solo en funcionamiento por las tardes— y el imponente Palau Nacional, cuyo interior acoge el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), famoso por reunir la principal colección de frescos románicos del mundo. Aunque se necesitaría un día completo para visitar todas sus salas, es más que aconsejable contemplar el Cristo de Sant Climent de Taüll, un fresco original del siglo XII traído desde la iglesia homónima, en la Vall de Boí (Lleida).

Subiendo por la avenida de Ferrer i Guàrdia, verás a mano derecha el CaixaFòrum, una antigua fábrica modernista de ladrillo con interesantes exposiciones temporales a precios asequibles (o bien gratis, si se es cliente de la entidad bancaria que las organiza). A mano izquierda, se puede visitar el Pabellón Alemán de la Exposición Internacional de 1929, obra de Mies van der Rohe y, un poco más arriba, el Poble Espanyol, un recinto creado con motivo de este último evento. En su interior, encontrarás reproducciones de algunos ejemplos de arquitectura popular de toda España. Además, también hay discotecas, restaurantes, talleres de artesanía y hasta un tablao flamenco, considerado por muchos como el mejor de Barcelona.

Continuando con la subida, se llega a una rotonda que enlaza con la avenida del Estadi, donde se localizan el Palau Sant Jordi, en el que se organizan conciertos y eventos multitudinarios; la torre de telecomunicaciones de Montjuïc, proyectada por Santiago Calatrava, y el estadio Lluís Companys, que fue el escenario de las pruebas de atletismo de los Juegos Olímpicos de 1992, así como de las ceremonias de inauguración y clausura de esta cita deportiva. Si sigues subiendo por la avenida, podrás ver a la izquierda los jardines de Laribal —ideales para pasar un rato descansando—, y llegarás el castillo de Montjuïc. En el interior, que puede visitarse a un precio razonable, hay una pequeña exposición permanente que resume el papel que tuvo esta instalación militar en la historia de Barcelona. Sin embargo, el punto fuerte de este monumento son sus magníficas vistas sobre la ciudad, lo que lo convierte en uno de los mejores miradores de Barcelona. En el camino de vuelta, y si quieres ahorrar tiempo, toma el autobús 150, que te devolverá a plaza de Espanya rápidamente.Desde aquí podrás descubrir todo lo que puedes hacer en el Paral·lel de Barcelona, el sitio ideal para terminar el día.

Hasta aquí nuestras sugerencias a la pregunta de qué ver en 3 días en Barcelona. No obstante, si quieres arañar aún más minutos, puedes utilizar otras fórmulas: por ejemplo, subir al bus turístico, tal y como explicamos en este post sobre qué ver en Barcelona en 2 días.

Más adelante, cuando vuelvas a disfrutar de una nueva escapada, te invitamos a descubrir tranquilamente otros lugares con encanto poco conocidos de Barcelona. Desde nuestros apartamentos de vacaciones en Barcelona, te será muy sencillo llegar hasta allí.

¿Echas en falta algún monumento de visita obligado? En ese caso, no dudes en enviarnos tus comentarios. ¡Estamos deseando leerlos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más