12 cosas que hacer en Las Ramblas de Barcelona

“La calle más alegre del mundo, la calle donde viven juntas a la vez las cuatro estaciones del año, la única calle de la Tierra que yo desearía que no se acabara nunca, rica en sonidos, abundante de brisas, hermosa de encuentros, antigua de sangre.” Así se refería el genial Federico García Lorca a Las Ramblas, la arteria más pintoresca de la capital catalana y uno de sus principales reclamos.
Pero ¿qué tiene este rincón para enamorar a uno de los mejores poetas de todos los tiempos (y a miles y miles de turistas)? Más que para post, el alud de respuestas daría para escribir un libro. Y para alargar los preparativos de tus merecidas vacaciones en Barcelona. Por eso, y para ponerte las cosas fáciles, aquí te resumimos 12 cosas que hacer en Las Ramblas que no puedes perderte.

1. DISFRUTAR DEL TEATRO EN BARCELONA

Como te contamos en nuestro artículo sobre los mejores teatros en Barcelona, la primera representación teatral en la Ciudad Condal tuvo lugar hace más de cuatro siglos justo al lado de Las Ramblas, que por aquel entonces no era una calle, sino una riera. Desde entonces, y ya convertida en una de las vías barcelonesas más concurridas, Las Ramblas han dado continuidad a esta dilatada tradición escénica. Prueba de ello es que acoge diversos teatros: el Club Capitol, en el número 138; el Teatre Poliorama, en el 115, y el Gran Teatre del Liceu, en el 51-59, la catedral operística por la que han desfilado las principales estrellas del bel canto desde el siglo XIX. ¿Te animas a disfrutar tú también de una noche en la ópera en Barcelona?

2. VISITAR ALGÚN MUSEO

Pese a no contarse entre los más visitados, en Las Ramblas también da cabida a algunos de los museos de Barcelona que te aconsejamos descubrir. Uno de ellos es La Virreina Centre de la Imatge, en el número 99, un espacio cultural que abre sus puertas en un antiguo palacio y en el que se organizan interesantes muestras de fotografía y fotoperiodismo. Además de ser un equipamiento gratuito, en su planta baja encontrarás un punto de información turística. El otro museo gratis en Las Ramblas es el centro Arts Santa Mònica, en el número 7 y ubicado en el antiguo convento que le da nombre. Sus exposiciones incluyen elementos multimedia y están relacionadas con el arte contemporáneo.

Cierran la lista el Museo de la Erótica, en el número 96, y el Museo de Cera (en el pasaje de la Banca, 7, una callejuela que desemboca en Las Ramblas). Además, en el número 10 de la vecina plaza Reial, abre sus puertas la Fundació Setba, que puede visitarse de lunes a viernes de las 10:00 h a las 20:00 h, y los sábados, de las 10:00 h a las 14:00 h. Justo al lado, donde comienza la avenida de las Drassanes, está el Museo Marítimo de Barcelona (MMB).

3. ADMIRAR UNA DE LAS PRIMERAS OBRAS DE GAUDÍ

Si ninguna de estas opciones te convence para una salida cultureta en Barcelona, tenemos un as en la manga infalible. ¿Qué te parece un edificio de Gaudí y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO? Hablamos del Palau Güell, uno de los primeros encargos que recibió el arquitecto de Reus de su mecenas, el industrial Eusebi Güell. Construido entre los años 1886 y 1890 y pensado para servir de residencia familiar, esta joya se inscribe etapa orientalista de Gaudí. Y aunque técnicamente está en Las Ramblas, la tienes a la vuelta de la esquina. Literalmente (en Nou de la Rambla, 3-5).

En cualquier caso, esta no es la única obra de Gaudí que se halla junto a Las Ramblas: si te asomas a la mencionada plaza Reial, verás unas farolas de hierro forjado que llevan su firma.

4. RECORRER UN MERCADO MODERNISTA

El número 91 de Las Ramblas corresponde a uno de los principales reclamos de esta calle: el mercado de la Boqueria (o Boquería), también llamado mercado de Sant Josep, el más grande de Cataluña. Inaugurado en 1840 y con una superficie de 2.583 m², este recinto municipal cuenta con más de 300 puestos de comida en los que se venden infinidad de productos locales y exóticos, que tienen como clientes a los vecinos de la zona, los restaurantes y el turismo. Precisamente, la masificación de visitantes ha obligado a limitar el número de grupos organizados que acceden al interior. Por eso, te recomendamos ir por tu cuenta, si es posible. Otro consejo es que prestes atención a la decoración modernista de la entrada. ¡Te va a encantar!

5. CURIOSEAR EN SU MERCADILLO AL AIRE LIBRE

En la parte baja de Las Ramblas, a la altura del Museo de Cera, encontrarás puestos de venta de artesanía, donde podrás llevarte un buen souvenir de Barcelona para sorprender a los tuyos a tu vuelta. Los artículos incluyen piezas de joyería y marroquinería, bolsos y complementos, camisetas, objetos de decoración, artículos de papelería, lienzos… ¡Elige el tuyo! Y si lo prefieres, adquiere algún ramo de flores en las floristerías que hay a pocos metros. Las floristas de Las Ramblas, toda una institución, estarán encantadas de atenderte.

Para muchos entendidos de flamenco, este es el mejor lugar para asistir a un espectáculo tradicional en Barcelona. ¿Te animas a comprobarlo?

6. VER LAS ESTATUAS HUMANAS DE LAS RAMBLAS

En el tramo más próximo al puerto, nunca falta uno de los grandes clásicos de este rincón barcelonés: las estatuas humanas, actores disfrazados que permanecen inmóviles durante horas y que únicamente demuestran que son de carne y hueso cuando alguien les deja una moneda. Tan encomiable como su perfecta caracterización —que incluye una gruesa capa de pintura corporal— es la capacidad de estos profesionales es su capacidad de soportar estoicamente el intenso sol de Barcelona o el frío del invierno, agudizado por la cercanía del mar.

.

7. SUBIR AL MIRADOR DE COLÓN

Aunque muchos no lo saben, este icónico monumento de 1888 esconde un pequeño ascensor en su interior. Esto permite alcanzar un pequeño mirador. Desde allí, y gracias a sus 60 m de altura, gozarás de unas magníficas vistas sobre Las Ramblas y el puerto de Barcelona. ¿Te animas?

8. TOMAR UNA COPA EN UN BAR CON ENCANTO

No se nos ocurre una manera mejor que hacer un break en tu ruta por Barcelona que entrando en uno de los bares con encanto que encontrarás en la zona. Entre los más elegantes, habría que referirse al Cafè de l’Òpera (1929), ubicado en el número 74 y de factura art nouveau. Uno de los más bonitos es El Bosc de las Fades, situado el pasaje de la Banca, justo delante del Museo de Cera. Su interior es una cuidada recreación de un bosque —incluso, puntualmente se simula una tormenta con luz y sonido— donde podrás relajarte en un ambiente íntimo y distendido. Lo mismo podría decirse del veterano Bar Pastís, un local bohemio y vintage de aire francés, de cuyas paredes cuelgan fotos y antiguas y carteles de Edith Piaf, y donde suele haber actuaciones en directo (está en la calle de Santa Mònica, 4). O del legendario y también cercano London Bar, en Nou de la Rambla, 34. Este establecimiento centenario no solo destaca por su oferta de música en vivo, sino también por su cuidada estética modernista. Desde 2018, estos dos bares con solera comparten propietario.

9. DAR UN PASEO A BORDO DE LAS GOLONDRINAS

Esta actividad es de las que no pasan de moda, y es otra de las cosas que hay que hacer en Las Ramblas. En el puerto de Barcelona, justo donde desemboca esta calle, puedes montarte en estas pequeñas embarcaciones turísticas y de recreo, creadas en 1884 por el indiano Jue Descalón. En 1993, estos entrañables barcos empezaron a cubrir una nueva ruta hasta el Port Olímpic. El recorrido comienza en el Moll de Drassanes, 2. ¿Te animas a contemplar el skyline de Barcelona desde el agua?

10. ASISTIR A UN ESPECTÁCULO DE FLAMENCO

A pesar de que la cuna del flamenco es Andalucía, Barcelona es una de las mejores ciudades de España para disfrutar de este arte centenario. Y Las Ramblas, el lugar que concentra un mayor número de locales para vibrar con espectáculos de canto, baile y toque de cajón. Aquí te esperan referentes como Flamenco Casa Lola, en el número 12, o el Tablao Cordobés, en el número 35. Además, en la plaza Reial tienes Los Tarantos, el local de flamenco más antiguo de la ciudad (lleva en la brecha desde 1963).

11. COMPRAR Y VENDER SELLOS Y MONEDAS

Si eres aficionado al coleccionismo, no dejes de visitar la plaza Reial de las 09:00 h a las 14:30 h, donde todos los domingos se celebra el Mercado de Numismática y Filatelia. De las 92 paradas autorizadas, 60 son de monedas y 32, de sellos. Además, también es posible encontrar placas de cava, posavasos o sobres de azúcar, si bien no todos estos productos están a la venta.

12. PROBAR LOS DULCES DE LA PASTELERÍA ESCRIBÀ

Fundada en 1906, la pastelería Escribà se cuenta entre una de la más famosa de Barcelona y un acierto seguro para los más golosos. Su escaparate es un regalo para la vista. Una afirmación que también vale para su impresionante fachada modernista. Una recomendación: si quieres darte un capricho, prueba su exquisita tartaleta con forma de labios.

Para llegar a Las Ramblas desde nuestros apartamentos en la playa de Barcelona, lo más rápido es tomar el metro en la estación de Selva de Mar o Poblenou, ambas de la L4, y bajar en la parada de Urquinaona. Desde allí, alcanzarás en 5 minutos a pie el inicio de esta rambla y, por supuesto, la mítica fuente de Canaletes, de la que se dice que hay que beber si se quiere regresar a Barcelona. SI lo prefieres, la parada de metro de Catalunya (L1 y L3) y de los Ferrocarrils de la Generalitat, del mismo nombre, también son una buena elección.

¿Echas a faltar cosas que hacer en Las Ramblas? Si es así, recuerda que puedes mandarnos tus comentarios y sugerencias.

One response to “12 cosas que hacer en Las Ramblas de Barcelona

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más