10 planes para una Semana Santa en Barcelona

Históricamente, la Semana Santa se ha celebrado durante siglos en gran parte de los países católicos del mundo. A pesar de esto, otros países donde otras confesiones son mayoritarias también han añadido estos días como festivos en su calendario. Como ya debes saber, la Semana Santa cae cada año en una fecha distinta.  Así, el Domingo de Ramos se fija en el primer domingo en el que hay luna llena después del inicio del equinoccio de primavera. Esta fecha es la que inicia las celebraciones religiosas y nueve días repletos de festivos. Si tienes pensado aprovechar estas vacaciones para visitar la Ciudad Condal, te explicamos 10 planes para una Semana Santa en Barcelona que harán de tu estancia en nuestros apartamentos junto al mar en Barcelona una experiencia única.

LAS PROCESIONES MÁS IMPORTANTES DE SEMANA SANTA EN BARCELONA

Como ciudad de tradición católica, la Semana Santa gira en torno a las misas y procesiones religiosas que se van sucediendo durante estos días. Aunque a lo mejor estas fechas no se viven con tanto fervor como en otros lugares de España, como es el caso de Andalucía, si quieres vivir la Semana Santa en Barcelona de la forma más tradicional, aquí tienes un listado de las procesiones que no te puedes perder.

  • La Burreta

El Domingo de Ramos marca el inicio de las celebraciones de Semana Santa. Durante este día es tradición que la madrina de cada niño le regale una palma hecha de ramas de palmera, de aquí el nombre de día de la Palma. Con este presente, los creyentes se visten con sus mejores ropajes, preparados para las procesiones que culminan en la bendición de la palma y una misa.

En Barcelona, uno de los eventos más importantes durante el Domingo de Ramos es la procesión de La Burreta. Esta conmemora la entrada de Jesús a la ciudad de Jerusalén a caballo de un asno, siendo las palmas las que arropan y dan la bienvenida al mesías de la religión católica. Esta procesión empieza por la mañana, en la parroquia de Sant Agustí, en Ciutat Vella.

  • Procesión del Silencio

La tarde-noche del jueves santo, dirígete a la vecina Badalona para asistir a uno de los actos más curiosos de la provincia durante estas fechas. Se trata de la procesión del Silencio o del Misterio, donde una cofradía camina silenciosa con un cirio en la mano por las calles del casco antiguo de la ciudad, con el único sonido de fondo de los niños cantando Record i memòria.

  • Via Crucis

A diferencia de otros puntos de España, el Jueves Santo no es festivo en Cataluña. A pesar de ello, el día siguiente llega otro de los días más importantes de las festividades de Semana Santa en Barcelona. El Viernes Santo ve la llegada de otra procesión de peso. Se trata del Via Crucis, donde se hace una representación de la pasión y muerte de Cristo, recordando así los momentos previos a su crucifixión. Una de las procesiones más populares es la de la avenida de la Catedral que, tal y como su nombre indica, se celebra en las inmediaciones de la catedral.

  • La Danza de la Muerte de Verges

Durante el Jueves Santo, la procesión de la Bona Mort se había celebrado en la ciudad desde el siglo XVIII. Se trataba de un desfile en el que los participantes llevaban vestidos que representaban la Muerte. Desgraciadamente, esta tradición se ha perdido en la Ciudad Condal, pero aún tienes la posibilidad de verla, si no te importa desplazarte hacia otros puntos de la geografía catalana. En la población de Verges, en la Costa Brava, hoy se sigue celebrando este evento, que data de la época medieval. Su importancia y espectacularidad le ha valido el título de Fiesta tradicional de interés nacional, así que te recomendamos que, si tienes la oportunidad, no te la pierdas.

VISITAR ALGUNO DE LOS CEMENTERIOS MÁS BONITOS DE LA CIUDAD

Semana Santa es para muchos un buen momento para recordar a sus seres queridos, pero también para admirar algunos de los lugares menos conocidos de la ciudad de Barcelona. Los secretos que esconden los cementerios de la ciudad son muchos, y no hay mejor época del año para visitarlos que esta. No te pierdas el cementerio de Poblenou o el de Montjuïc, donde encontrarás esculturas y panteones de gran valor artístico.

VISITAR LA SAGRADA FAMILIA DURANTE UNA MISA

Aprovecha la misa del Domingo de Ramos para visitar el edificio para una experiencia como cualquier otra. Como ya hemos explicado más arriba, en esta fecha se celebra una misa y se bendicen los ramos de los creyentes. En el templo expiatorio más famoso del mundo, también se mantiene esta tradición.

Pero esto no es todo. Durante el Viernes Santo, desde hace unos años también se celebra un espectáculo de luces que iluminan la fachada de la Pasión, creada por el arquitecto Josep Maria Subirachs. Sin duda, Semana Santa es una época única para visitar una de las obras más importantes de Gaudí en Barcelona.

HAZ UNA EXCURSIÓN A MONTSERRAT Y OLESA

Si quieres hacer una excursión en las inmediaciones de Barcelona, uno de los mejores sitios al que dirigirse durante Semana Santa es sin duda el monasterio de Montserrat. Además de admirar este mágico lugar, también podrás formar parte de algunas de las celebraciones específicas que se desarrollan durante estas festividades. El Domingo de Ramos, por ejemplo, se celebra el tradicional concierto de Semana Santa, mientras que el Viernes Santo se conmemoran la Pasión del Señor y el tradicional Via Crucis.

Pero si esto no te parece suficiente, puedes bajar al pueblo de Olesa de Montserrat, donde en estas fechas se interpreta La Passió, una representación teatral de las etapas de la vida de Jesucristo. Visita la página web de La Passió d’Olesa de Montserrat para reservar tu entrada. Esta representación es tan espectacular que las localidades suelen agotarse rápidamente, así que, si estás pensando en asistir, ¡no lo dudes más!

DISFRUTAR DE LA MONA EN ALGUNO DE LOS PARQUES DE BARCELONA

Para terminar con las celebraciones religiosas de Semana Santa, no nos podemos olvidar de esta tradición típicamente catalana. El lunes de pascua, festivo en Barcelona y el resto del territorio catalán, es tradición que los padrinos regalen una mona de Pascua a sus ahijados. Tradicionalmente, se trataba de un pastel dulce y esponjoso en forma de 8 sobre el que se colocaba un huevo duro. Con los años, este pastel ha ido variando y actualmente es más común encontrar monas de Pascua en formas de pastel de tipo brioche, con capas de yema u otros sabores. Además, el tradicional huevo que se ponía encima de la mona se ha sustituido por uno de chocolate. También puede adoptar otras formas, como las de una gallina, un conejo e incluso los dibujos animados favoritos de los más pequeños.

Así, si estás aquí en esta fecha, no te olvides de comprar una mona en alguna de las mejores panaderías de Barcelona y aprovechar el buen tiempo para hacer un pícnic en alguno de los parques más bonitos de la ciudad para degustarla, tal y como marca la tradición.


SUBIR AL CASTILLO DE MONTJUÏC

Para descubrir la historia de Barcelona, siempre es un buen momento, pero hacerlo durante la Semana Santa aún será más divertido para toda la familia. Si quieres subir al castillo de Montjuïc con niños, debes saber que el recinto organiza durante todos los fines de semana del año una yincana familiar desde las 11:00 h de la mañana hasta las 17:00 h.  Todos los niños de entre 5 y 16 años podrán resolver los misterios y juegos propuestos para descubrir todos los rincones del castillo.


VISITAR EL POBLE ESPANYOL

La Semana Santa en Barcelona ofrece otro plan genial en Montjuïc. Se trata del Poble Espanyol, el recinto en el que se recrean los edificios más importantes de todas las comunidades autónomas de España, construido en 1929 con motivo de la Exposición Internacional de ese año. Durante esta época del año, aquí es donde se celebra desde 2015 el Festival de Flores y Jardines de Barcelona, con un montón de actividades, exposiciones y talleres que giran alrededor de las plantas.


APROVECHA PARA DARTE LOS PRIMEROS CHAPUZONES DEL AÑO

Muchas personas aprovechan la Semana Santa para acercarse a los destinos turísticos costeros más deseados para darse uno de los primeros baños del año, y Barcelona no iba a ser menos. El inicio de la primavera y del buen tiempo hace que muchos se acerquen a la arena para coger un poco de color y, a lo mejor, atreverse a hacer unos largos en el Mediterráneo. Descubre las mejores playas de Barcelona y escoge la que te quede más cerca.


PASA EL DÍA EN EL PARQUE DEL TIBIDABO

Si visitas Barcelona con niños, hay una actividad a la que no van a poder resistirse. Sube al Parque de Atracciones del Tibidabo para que los más peques se lo pasen en grande y tú te sientas como un niño otra vez. El recinto abre sus puertas a principios de marzo, así que las vacaciones de Semana Santa son un momento ideal para hacerlo. Además, tendrás una de las mejores vistas de la ciudad.


CÓMETE UNA BUENA CALÇOTADA

Si uno de los motivos principales por los que has decidido hacer un viaje a Barcelona es para degustar los mejores platos catalanes, Semana Santa es la época perfecta para vivir uno de los rituales gastronómicos más queridos: la calçotada. Esta especie de cebolla alargada y tierna se asan a la brasa y, una vez pelada la parte externa, se moja en la típica salsa romesco. Disfruta de esta experiencia en alguno de los mejores restaurantes de cocina catalana de Barcelona. ¡No te arrepentirás!

Ahora que ya lo sabes todo sobre qué hacer en Semana Santa en Barcelona, tan solo debes reservar tu alojamiento. En Lugaris, tendrás acceso a un apartamento de alto standing con todas las comodidades que necesites y con unos servicios inmejorables. ¡Reserva ya tu apartamento vacacional en Barcelona!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más