Qué hacer en el Tibidabo

En Barcelona no solamente encontrarás playas y obras de Gaudí, sino que tiene infinidad de opciones para todos los perfiles de visitante. La Ciudad Condal está delimitada por tres fronteras naturales: los ríos Besòs y Llobregat y la sierra de Collserola. Es en este último donde se encuentra el monte Tibidabo, uno de los montes más conocidas tanto por los barceloneses como por aquellos que visitan la ciudad. Si quieres pasar un día diferente junto a tus seres queridos, puedes escoger entre numerosas actividades para todos los gustos. Descubre qué hacer en el Tibidabo con Lugaris y elige la que te guste más.

HISTORIA DEL TIBIDABO

Para empezar, queremos hacer un pequeño resumen de la historia de esta montaña para que lo conozcas un poco más y te puedas situar. Ubicado en Collserola, el monte es el más alto de la sierra y fue bautizado como Puig de l’Àliga (o ‘Cerro del Águila’ en castellano) por los romanos. Aun así, la cristianización de la toponimia barcelonesa durante la Edad Media hizo que se cambiara su nombre al actual. Concretamente, procede del latín tibi dabo que se traduce como ‘yo te daré’, frase que procede de los Evangelios.

La edificación del monte empezó a finales del siglo XIX, cuando la clase alta de Barcelona empezó a construir sus residencias, muchas de ellas en estilo modernista. Para una buena comunicación entre este nuevo núcleo y el centro de la ciudad, a principios del siglo XX se inauguraría el Tram Blau, un tranvía ahora centenario que sigue en funcionamiento, aunque en 2018 se interrumpió el servicio temporalmente por obras de mejora. Poco después vendría la creación del parque de atracciones, la construcción del templo del Sagrado Corazón de Jesucristo por deseo de San Juan Bosco, que quería transformar la colina en el nuevo Montmartre, construyendo una iglesia muy parecida a la iglesia homónima localizada en París.

Con los años, el parque de atracciones se ha convertido en uno de los más antiguos del mundo y, con la incorporación de la carretera de Vallvidrera, el observatorio astronómico y la torre de Collserola, se ha consolidado como un foco de atención para los visitantes de la ciudad.

Ahora que ya sabes un poco más sobre este enclave, vamos a entrar en materia y descubrir qué hacer en el Tibidabo de Barcelona.

PARQUE DE ATRACCIONES DEL TIBIDABO

Dentro del plan de urbanización de la montaña, se propuso la creación de este parque de atracciones, actualmente el tercero más antiguo de Europa. Distribuido en seis niveles, aquí los más pequeños encontrarán su sitio favorito, por lo que es una idea genial si buscas cosas divertidas para hacer en Barcelona. Una de las instalaciones más icónicas es el avión, que surca los cielos de la ciudad desde hace décadas. Otra atracción insignia del parque es su colorida noria, además del famoso Hotel Krüeger, un pasaje del terror solamente apto para los más valientes.

Aquí también encontrarás una montaña rusa, un cine 4D y un laberinto de espejos. Por otro lado, el museo de los autómatas, dentro del recinto, contiene algunas reliquias que Walt Disney quiso comprar en los años cincuenta y que, por suerte, se quedaron en el parque.

Una curiosidad: este parque forma parte de las localizaciones de películas en Barcelona, así que puedes consultar nuestro artículo si quieres conocer qué producciones contaron con este singular escenario.

¿Es posible ir al Tibidabo sin pagar? Si simplemente quieres disfrutar de las magníficas vistas y subir a alguna atracción, debes saber que puedes acceder al piso superior de forma gratuita.

Horarios de apertura: fines de semana y festivos de marzo a diciembre, del 2 al 5 de enero, de miércoles a domingo en julio y todos los días en agosto.

TORRE DE COLLSEROLA

Esta torre de telecomunicaciones representa el punto más alto de Barcelona. Siendo un mirador, es una buena opción para tener una buena panorámica si te estás planteando qué hacer en el Tibidabo. Fue construida por el arquitecto Norman Foster con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992 en el cerro de la Vilana, y tiene una altura de 288 m.  Si buscas los mejores miradores de Barcelona, esta es una opción que no te dejará indiferente.

Horario: suele estar abierto los fines de semana y durante los meses de verano, aunque es mejor contactar directamente con el mirador para asegurarse de que el mirador estará abierto.

TEMPLO EXPIATORIO DEL SAGRADO CORAZÓN

Como hemos comentado anteriormente, este edificio fue construido a principios del siglo XX, a petición de los salesianos y con el beneplácito del papa León XIII. De estilo historicista ecléctico, el edificio mezcla motivos románicos y neogóticos, destacando su imponente fachada presidida por la escultura del Sagrado Corazón. Está catalogado como Bien de Interés Local.

Horario: de 11:00 h a 18:00 h de lunes a domingo.

OBSERVATORIO FABRA

Sobre un contrafuerte del Tibidabo se encuentra este observatorio astronómico, construido en 1904. En sus visitas podrás conocer a fondo el lugar de la mano de los propios trabajadores y hasta hacer una visita nocturna para deleitarte con el estrellado cielo de la Ciudad Condal. Uno de los encantos de este lugar es la iniciativa llamada cena bajo las estrellas, en la que puedes comer con tu pareja a la luz de un cielo estrellado, por lo que este lugar se postula como uno de los sitios más románticos de Barcelona.

Horario: todas las actividades se deben hacer bajo reserva.

EDIFICIOS CON HISTORIA 

Como ya sabrás, la edificación del Tibidabo supuso la construcción de casas con gran solera en la zona, por lo que no es de extrañar que aquí se encuentren grandes ejemplos de arquitectura modernista. Entre los edificios más destacados, se halla la Casa Muntadas, construida por Josep Puig i Cadafalch; la Casa Arnús, con un marcado aire neogótico, o el convento de Valldonzella, con claras reminiscencias gaudinianas. Una de las casas que actualmente se puede visitar en Vila Joana, que acoge el museo dedicado al poeta Jacint Verdaguer. Se trata de una antigua masía construida originariamente en el siglo XVI donde murió el escritor catalán.

Horario museo Jacint Verdaguer: de 10:00 h a 17:00 h sábados y domingos.

PARQUE NATURAL DE COLLSEROLA 

Si estás buscando rutas en bici por Barcelona, el Parque Natural de Collserola ofrece el paraje perfecto para hacerlo. Aquí se encuentra la carretera de les Aigües, una ruta ideal para descubrir la naturaleza del monte y disfrutar de las vistas de la ciudad a la misma vez. Entre los lugares más destacados del recorrido se encuentra la Font de la Mandra, en el barrio de Pedralbes, o Sant Pere Màrtir, donde se localiza una antigua batería antiaérea.

CÓMO LLEGAR AL TIBIDABO

Desde nuestros apartamentos en la playa de Barcelona puedes llegar a esta montaña de varias formas:

  • En bus: una vez en la plaza de Catalunya, puedes coger el bus T2A, que te llevará directamente al parque de atracciones.
  • Metro: Sube a la L3 o L5 y baja en Vall d’Herbon. Desde allí podrás tomar el bus lanzadera que te llevará al parque.
  • Funicular del Tibidabo: También puedes subir a la cima cogiendo este funicular, que se encuentra al final de la avenida del Tibidabo, al que puedes llegar con Ferrocarriles Catalanes desde la plaza de Catalunya, entre otros puntos de la capital catalana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos relacionados

Cookies

Esta página utiliza cookies

Leer más